Los contagios de gripe son más comunes desde finales del otoño hasta principios de la primavera, indican las autoridades sanitarias.

Raleigh.- Con la llegada del otoño comienza la temporada de la gripe y las autoridades sanitarias ya han empezado a pedir a la población a vacunarse contra la gripe, mientras el estado experimenta un aumento de COVID-19 causado por la variante Delta.

“El COVID-19 sigue aquí, sigue enviando a los habitantes de Carolina del Norte al hospital con enfermedades graves y sigue causando muertes. Al comenzar la temporada de gripe, todos debemos hacer lo que podamos para estar lo más saludables posible”, dijo la Dra. Elizabeth Tilson, directora de salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte.

Con 3,690 personas ingresadas en los hospitales del estado debido al COVID-19, el NCDHHS comienza sus orientaciones de prevención ante el inicio de la temporada de la gripe o influenza para evitar complicaciones de salud que ameriten a las personas a ser hospitalizadas.

“Es importante vacunarse contra la gripe y contra el COVID-19. La gripe puede ser una enfermedad grave y a veces mortal. Vacunarse puede evitar que se enferme y evitar que necesite una cama de hospital”.

Desde los seis meses de edad

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan vacunarse contra la gripe a partir de los 6 meses de edad con cualquier vacuna antigripal autorizada y apropiada para su edad.

La vacuna contra la gripe, al igual que la vacuna contra el COVID-19, hace que la enfermedad sea leve en caso de un contagio y reduce los índices de complicaciones y mortalidad.

Como sucede con el COVID-19, las personas mayores de 65 años, los niños menores de 5 años, las mujeres embarazadas y las personas con determinadas afecciones médicas como asma, diabetes, enfermedades cardíacas u obesidad tienen el mayor riesgo de complicarse, informan los CDC.

Las vacunas contra la gripe están disponibles en los hospitales, consultorios médicos, y departamento de salud local. También en las farmacias.

El NCDHHS advierte que tanto la vacuna contra el COVID como la de la gripe pueden ser administradas al mismo tiempo al igual que otras vacunas.

¿Cómo prevenir contraer la gripe?

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte apunta que los contagios de gripe son más comunes desde finales del otoño hasta principios de la primavera, y suelen alcanzar su punto máximo entre enero y febrero. Las autoridades sanitarias recomiendan no esperar al otoño para vacunarse.

Las medidas preventivas para la gripe son muy similares a las del COVID-19:

• Permanezca en casa cuando esté enfermo hasta que no tenga fiebre durante al menos 24 horas. Las personas con sospecha o confirmación de COVID-19 deben seguir las directrices de los CDC para el fin del aislamiento.

• Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón.

• Cubra la tos y los estornudos con un pañuelo de papel y deséchelo rápidamente.

• Lleve la cara cubierta sobre la nariz y la boca,

Espere a 6 pies de distancia

Asimismo, los síntomas del COVID-19 y de la gripe son parecidos, si la persona se siente enferma, llame primero a su médico para acudir a la consulta y realizarse las pruebas de la gripe y/o COVID-19. Los síntomas de la gripe incluyen:

•  Fiebre

• Tos y/o dolor de garganta

• Secreción o congestión nasal

• Dolores de cabeza y/o de cuerpo

• Escalofríos

• Fatiga

• Náuseas, vómitos y/o diarrea (más comunes en los niños)

Cualquier persona que piense estar contagiado por gripe debe acudir a su médico inmediatamente para iniciar el tratamiento antigripal, recomienda el NCDHHS

Puede obtener más información sobre la gripe en línea a través de flu.nc.gov  y de los CDC en www.cdc.gov/flu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *