Raleigh, 13 Oct.- El gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory anunció una línea telefónica para responder preguntas de la comunidad sobre el virus del Ébola. Además informó que la autoridades de salud están preparadas para atender cualquier caso de la enfermedad en el estado.

Las personas que requieran hacer consultas deberán marca el número (800) 222-1222 donde hay una opción en español.

En conferencia de prensa McCrory afirmó además que no existe ningún caso de Ébola en Carolina del Norte y que los “trabajadores de la salud en WakeMed están entrenando dos veces por semana sobre la forma de atender adecuadamente a los posibles pacientes infectados con la enfermedad”

De acuerdo a las autoridades del estado, Carolina del Norte está preparado desde julio para cualquier diagnóstico de Ébola. “El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha proporcionado una amplia orientación a los proveedores de salud sobre los procedimientos existen para detectar y evaluar a los pacientes”

La división de Salud Pública también ha trabajado con la Oficina de Servicios Médicos de Emergencia para ayudar a las agencias locales de EMS con protocolos de traje y tratamiento de pacientes con Ebola.

“Estoy muy orgulloso de los esfuerzos de nuestro estado para prepararse para la posibilidad de que un paciente puede ser diagnosticado con Ebola en Carolina del Norte”, dijo el secretario Aldona Wos. “Nuestros profesionales de salud pública tienen una amplia formación y experiencia en la reducción efectiva de los riesgos de salud en nuestra las comunidades y responder a los brotes de enfermedades transmisibles con el fin de proteger a nuestros ciudadanos “.

El Laboratorio Estatal de Salud Pública con sede en Raleigh es capaz de detectar una infección del Ébola utilizando procedimientos y materiales proporcionados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el Instituto del Ejército de EE.UU. de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas (USAMRIID). El laboratorio estatal está proporcionando asesoramiento técnico a los laboratorios clínicos en la recogida de muestras, el transporte, y los procedimientos de seguridad, mientras que la evaluación de pacientes con un viaje internacional reciente.

Asimismo, el DHHS está proporcionando orientación para los directores de funerarias para el manejo adecuado de los restos infectados, mientras que el Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales (DENR) está trabajando en un protocolo de la eliminación de cualquiera de los productos de desecho de una persona infectada. DENR administra el control reglamentario de los residuos sólidos médicos, humanos y animal.

El Departamento de Transporte también está revisando sus planes de respuesta. “Nuestros empleados pueden detectar un potencial evento de Ébola en nuestro estado e informar a las autoridades apropiadas para una acción inmediata.Estamos revisando nuestros planes de emergencia para asegurar que nuestros empleados están preparados”, dijo el secretario de NCDOT, Tony Tata.