Credit: ICE

Raleigh. – La Cámara de Representantes aprobó  este jueves 30 de junio el proyecto de ley SB 101, que obligaría a los aguaciles de Carolina del Norte a colaborar incondicionalmente con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la deportación de los inmigrantes indocumentados.

La propuesta de ley fue aprobada por 66 votos a favor y 46 en contra. Este viernes la legislación pasa a revisión del Senado. Posteriormente sería remitido al despacho del gobernador Roy Cooper, de acuerdo con el líder de la Cámara, el republicano, Tim Moore.

Veto seguro

Se anticipa, que Cooper vete la propuesta de ley como lo hizo con el proyecto HB 370 de 2019, el 21 de agosto de 2019. La HB 370, fue un proyecto gemelo de la SB 101, que fue objeto de la oposición de las organizaciones proinmigrantes.

Cuando Cooper vetó la propuesta dijo que se trataba de un proyecto “simplemente para ganar puntos políticos partidistas”.

Durante el debate final, el representante hispano a la Cámara de Representantes estatal, el demócrata Ricky Hurtado, se pronunció contra el proyecto impulsado por los republicanos.

Peligro

“Este proyecto de ley pone a más personas en peligro de deportación. Conduciría a detener a alguien sin causa probable, violando los derechos constitucionales de las personas, y solo crearía más miedo y desconfianza entre los miembros de la comunidad inmigrantes y no inmigrantes, lo que solo hace que nuestras comunidades y calles sean más inseguras” dijo María González, de la organización estatal EL Pueblo,

La SB 101 había avanzado rápidamente en la Cámara de Representantes en Raleigh, desde el 23 de junio y este jueves 30 de junio saltó de la aprobación en un Comité al pleno de la Cámara.

La legislación había quedado inamovible desde su aprobación en el Senado Estatal el 11 de marzo de 2021, con 27 votos a favor y 20 en contra.

Las disposiciones

La legislación requeriría que las oficinas de sheriff determinen el estatus migratorio de cualquier persona que haya sido arrestada por cualquier cargo criminal, y que notifique a ICE. 

Además, obligaría que los alguaciles honren las órdenes de detención de ICE, incluso si la persona arrestada es elegible para ser liberada bajo las leyes de Carolina del Norte.

El proyecto de ley, exigiría que las personas sujetas a una solicitud de retención sean detenidas durante 48 horas, lo que significa que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley estarían obligados a detener a los sospechosos de ser indocumentados.

Los sheriffs afroamericanos

El proyecto de ley 370 de 2019, del que el SB 101 es una copia, surgió después que una serie de alguaciles afroamericanos fueron elegidos en 2018, en los principales condados de Carolina del Norte, los cuales decidieron poner fin a la cooperación voluntaria con ICE para deportar indocumentados.

Los ciudadanos de las cinco urbes más pobladas del estado y la más importante del oeste eligieron alguaciles, todos afroamericanos, todos demócratas y con unos márgenes de votación sobre sus contrincantes sólidos e inobjetables.

Tras los triunfos, en Charlotte, Raleigh, Greensboro, Winston-Salem, Durham y Asheville, los sheriffs mostraron su solidaridad con la comunidad inmigrante, pese a una virulenta campaña en su contra por no cooperar sin restricciones con la agencia federal de deportaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.