Raleigh.- Las personas de la tercera edad o con alguna discapacidad podrán recibir un pago automático que cubre los costos de calefacción durante el invierno.

El gobierno estatal anunció esta medida para que este sector de la población pueda mantenerse seguro y distanciados de otras personas durante la actual pandemia.

Para calificar a este pago automático que corre a partir del 1 de diciembre, al menos un habitante del hogar debe de ser ciudadano o algún estatus migratorio, tener al menos 60 años de edad cumplidos o recibir asistencia por su discapacidad, recibir estampillas de comida y haber participado en este mismo programa el año pasado, de acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte.

También es necesario ser responsable con su uso de calefacción y contar con menos de $2,250 en ahorros, así como sus ingresos deben corresponder al 130 por ciento del nivel de pobreza a nivel federal. Si el beneficiado vive solo, debe ganar menos de $16,584 al año o $34,056 para una familia de cuatro integrantes.

No es necesario tener retrasos con el pago o deudas para calificar para el programa de ayuda.

En caso de tener en su hogar un miembro de familia de edad mayor o con alguna discapacidad y no haber recibido una notificación sobre el pago automático, debe enviar una solicitud por correo al departamento de servicios sociales de su condado.

“Más de nuestros vecinos pueden estar enfrentando dificultades financieras debido al COVID-19 y este financiamiento puede ayudar a los hogares elegibles con sus gastos de calefacción este invierno”, dijo la secretaria de salud estatal Mandy Cohen. “Queremos asegurarnos de que las personas mayores y las personas con discapacidades estén saludables y seguras durante una época difícil del año”.

El resto de la población podrá aprovechar este beneficio a partir del 2 de enero a través del portal epass.nc.gov o entregando una solicitud de ayuda ya sea en persona o por correo. La fecha límite para pedir asistencia financiera para la calefacción es el 31 de marzo o cuando los fondos se agoten, informaron las autoridades de salud.