Charlotte. – Las autoridades educativas de Carolina del Norte enfrentaron una andanada de amenazas de bomba en los planteles escolares, durante la cuarta semana de septiembre.

Las amenazas se suman como otro reto y preocupación a la seguridad en las escuelas.

Entre el lunes 19 y el jueves 22 septiembre se registraron diez amenazas de bomba en escuelas del estado, principalmente en distritos escolares ubicados en el área metropolitana de Charlotte.

Los incidentes se dieron en los distritos escolares de Charlotte-Mecklenburg, Cabarrus, y Mooresville, en el condado de Iredell.

CMS

El Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS) experimentó varias situaciones de alarma.

La Escuela Secundaria William Amos Hough, localizada en Cornelius, y la Escuela Secundaria North Mecklenburg, ubicada en Huntersville, recibieron amenazas de bomba el martes 20 y el miércoles 23. Ambos planteles fueron sujetos a evacuación.

Además, la Escuela Secundaria Olympic, la Intermedia Kennedy y la Elemental Steele Creek, fueron puestas en cierre de alerta debido a actividad policial en la zonas aledañas a los centros educativos.

Los departamentos de Policía de Cornelius, con la cooperación de otras agencias de la ley, están investigando los incidentes.

“Los que se encuentren realizando amenazas serán responsabilizados con todo el peso de la ley”, consignó el CMS.

El distrito escolar reveló que las amenazas fueron reportadas a través de la aplicación CMS “Say Something” (Diga algo), que recoge denuncias anónimas de los alumnos.

Cabarrus

En Cabarrus, la Escuela Secundaria Cox Mill fue objeto de tres amenazas de bomba, que generaron tres evacuaciones y  otros planteles afectados fueron la Escuela Secundaria Jay M. Robinson, y la Escuela Secundaria Cabarrus Northwest, que también registraron evacuaciones.

El día más agitado fue el martes 20.

El Departamento de Policía de Concord (CPD) informó el jueves 22, que un estudiante de la Escuela Secundaria Cabarrus Northwest fue ubicado como el presunto responsable de las amenazas falsas.

El Servicio Secreto federal, la Oficina Federal de Investigaciones, el Servicio Estatal de Investigaciones de Carolina del Norte (SBI), la Oficina del Sheriff y la policía escolar del condado de Cabarrus colaboraron con la investigación.

Mooresville

El martes 20, la Escuela Secundaria Mooresville, en el condado de Iredell, fue objeto de una amenaza de bomba, y los estudiantes fueron evacuados del plantel.

Perspectiva

“Es inaudito que nos estén aumentando el estrés. Los maestros y los estudiantes no necesitamos que se fomente el terror en las escuelas. Tenemos suficiente trabajo, en el ambiente difícil posterior a la pandemia. Desafortunadamente las redes sociales se han convertido en fuente de retos absurdos entre los jóvenes y de rumores irresponsables”, dijo Nhora Gómez-Saxon, veterana educadora de la Escuela Secundaria South Meck.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.