Raleigh.- En plena semana de fiestas, cuando se espera, a pesar de las recomendaciones, que millones de familias se reúnan para celebrar los días de Nochebuena y Navidad, el riesgo de contagio por COVID-19 en Carolina del Norte, en general, y en la región de Piedmont en particular es crítico. 

El gobernador Roy Cooper anunció el martes que más del 90 por ciento de los condados del estado tienen un nivel de propagación del virus crítico y sustancial. Es decir,  actualmente, hay 65 condados rojos, 27 condados anaranjados y solo 8 condados amarillos, entre ellos Chatham y Orange. 

“Carolina del Norte necesita reducir nuestros números”, dijo Cooper, mientras que la secretaria de salud, Mandy Cohen insistió en que las personas no viajen y no se reúnan durante las fiestas y, de hacerlo, recordó la importancia de seguir las 3Ms.

“Si es absolutamente necesario, hágase la prueba con anticipación, use una mascarilla todo el tiempo, mantenga (la reunión) pequeña y al aire libre”, dijo.

El martes, 22 de diciembre, se reportaron 5.255 casos nuevos de coronavirus y 3.001 personas se encontraban hospitalizadas por la enfermedad. Hasta la fecha, habían fallecido en Carolina del Norte 6.291 personas.

Estas cifras siguen preocupando a las autoridades estatales que reconocieron que, tras las fiestas navideñas, esperan ver “cierto incremento” en las cifras de contagios. 

Por regiones

En Piedmont-Triad, todos los condados se presentan como áreas con alto riesgo de contagio – están en color rojo-, con excepción de Chatham, uno de los ocho condados del estado en amarillo y que en los últimos 14 días reportó 260 nuevos casos, y Stokes, situado al norte de la región. En éste condado, que está de color naranaja, se diagnosticaron 429 nuevos casos en las últimas dos semanas.

En la región del Triángulo, el condado de Wake, con cerca de 7.000 nuevos diagnósticos en los últimos 14 días, y Durham, con casi 1.750 nuevos casos, se mantienen de color naranja. Por su parte, Orange, que reportó 512 personas positivas con COVID-19 en las pasadas dos semanas, se mantiene en amarillo.

En cuanto al condado de Mecklenburg, que hasta ahora era de color naranja, pasó a rojo con más de 9.000 casos reportados en los últimos 14 días. Los condados colindantes, como Union, Cabarrus, Lincon y Gaston también están marcados como zonas de alto riesgo de contagio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *