Raleigh.- Un sujeto que al intentar huir de la ley apuntó varias veces un arma a los uniformados que intentaban detenerlo fue sentenciado a 18 años en prisión federal.

Jorge Zapata Castro, de 52 años, cayó presa del Operativo “Fighting Jellyfish”, un esfuerzo del gobierno para desmantelar el crimen organizado en los Estados Unidos, detalló un comunicado emitido por el Departamento de Justicia anunciando la sentencia del narcotraficante.

En julio del 2019, agentes del orden vigilaban una propiedad donde sabían que se vendían drogas en el condado Duplin y observaron a Zapata Castro salir del lugar. Los oficiales del sheriff de Duplin siguieron al criminal y al ver que no podía mantenerse en su carril al manejar por la carretera, se realizó una parada a la camioneta.

De acuerdo con información en el expediente del caso 7:19-cr-00130-D-1 en la corte federal del distrito este en Carolina del Norte, con sede en Raleigh, Zapata dijo al oficial que lo detuvo que no tenía una licencia de manejo y de repente al ver la oportunidad, emprendió un intento de escape a gran velocidad. Durante la huida, el hispano sacaba su cuerpo para apuntar un revólver hacia el uniformado, hasta que chocó. Lejos de rendirse, el narcotraficante se reincorporó y volvió a apuntar su arma hacia el agente del orden y luego robó el automóvil a un vecino que lavaba su vehículo.

La detención del prófugo se realizó un poco tiempo después en un cultivo de frijol en el área. Al momento de la aprehensión, el delincuente tenía un revólver cargado y metanfetaminas. En el interior de la camioneta también encontraron 34 gramos de metanfetaminas y $1,550 en efectivo.

Al ser un indocumentado previamente deportado, la fiscalía puso cargos adicionales en contra del hispano por posesión de arma, además del delito de la droga que traía consigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *