EFE/EPA/Yuri Gripas / POOL
EFE/EPA/Yuri Gripas / POOL

Washington, 22 ene (EFE).- El presidente estadounidense, Joe Biden, señaló este domingo que tanto él como la primera dama, Jill Biden, rezan por las víctimas del tiroteo que tuvo lugar el sábado en Monterey Park, cerca de Los Ángeles, donde diez personas murieron y otras diez resultaron heridas.

«Si bien todavía hay mucho que desconocemos sobre el motivo de este ataque sin sentido, sabemos que muchas familias están de duelo esta noche o rezan para que su ser querido se recupere de sus heridas», dijo en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

El mandatario aseguró a los ciudadanos de Monterey Park y de la zona en general que las autoridades federales y estatales los apoyarán «en todo lo que se pueda».

Biden había señalado por la mañana en Twitter que estaba siguiendo la situación de cerca y animó a la población a seguir las instrucciones de los oficiales locales y de las fuerzas del orden.

El tiroteo se produjo sobre las 22.22 hora local del sábado (06.22 GMT de hoy, domingo) en una sala de baile de Monterey Park, a unos 13 kilómetros al este de Los Ángeles.

En Monterey Park, donde según datos oficiales un 65,5 % de los residentes son de origen asiático, se habían reunido horas antes miles de personas para celebrar el Año Nuevo Chino. El festival estaba previsto que continuara hoy, pero ha sido suspendido.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, apuntó por la mañana que Biden ha solicitado «apoyo total» del FBI a las autoridades locales.

El primer balance ofrecido por el capitán Andrew Meyer, de la policía de Los Ángeles, apuntó que todavía era demasiado pronto para saber si fue un crimen de odio.

La investigación del suceso sigue abierta. La Policía cree que el autor de los hechos es la misma persona que unos 20 minutos después intentó atacar otra sala de baile en la localidad vecina de Alhambra, a apenas 5 kilómetros de distancia, y que fue desarmado por los presentes antes de darse a la fuga sin disparar.

El conductor de una furgoneta acorralada por la Policía estadounidense en su investigación del tiroteo en Monterey Park ha sido hallado sin vida en el interior del vehículo, según la prensa, y se está a la espera de que las fuerzas del orden confirmen si se trata del presunto autor de los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *