Introducción

El LC 500 debutó en el 2018, siendo principalmente un automóvil deportivo de dos asientos. El modelo convertible de capota blanda debutó en el 2021.

El convertible LC 500 es uno de los autos más atractivos en la carretera hoy en día. Tiene estilo sin ser ruidoso ni llamativo, y tiene un montón de pequeños detalles donde denota que Lexus realmente se preocupa por ellos. No hay cambios relevantes para el modelo 2023.

Estilos y opciones

El Lexus LC 500 convertible del 2023 viene en un solo modelo, y al igual que con el LC Coupé, el convertible tiene un pequeño asiento trasero. El LC 500 se carga de fábrica, pero hay algunas opciones disponibles.

Las características estándar notables exclusivas del convertible LC 500 incluye techo blando eléctrico, deflector de viento, parabrisas, control de ruido activo, barras antivuelco activas, sensores de estacionamiento delanteros y traseros con frenado automático de baja velocidad.

El LC 500 incluye: características extras como rines de 21 pulgadas, tapicería de cuero mejorada, sistema de audio Mark Levinson de 13 bocinas y reposacabezas en relieve.

Tren de potencia

Trae un motor V8 de 5.0 litros con 471 caballos de fuerza y 398 libras pies de torque, acoplado a una transmisión automática de 10 velocidades con paletas de cambio montadas en el volante.

Estilo interior

El interior del LC convertible es muy similar al del LC coupe. A pesar de la baja altura de manejo y las puertas largas, entrar y salir es bastante fácil gracias a un asiento que no está demasiado reforzado y tiene la altura adecuada.

El volante ajustable eléctricamente ofrece una gran cantidad de ajustes y se aparta cuando el automóvil está apagado. La posición de manejo es excelente, con controles bien ubicados y una buena vista de los indicadores y el camino por delante.

Su interior es un lugar atractivo para estar y a diferencia de muchos autos deportivos, la visibilidad hacia afuera no es un problema.

La calidad de interior es excepcional. Abunda el cuero, gamuza simulada y plásticos metálicos o sintéticos. Todo está ensamblado según los estándares de Lexus.

El asiento se siente apropiadamente bajo y cómodo. Los asientos traen respaldos bien formados que brindan apoyo sin sentirse limitados. Los conductores más altos querrán tener una posición cómoda y una vista clara de los indicadores y el camino por recorrer.

No esperamos que los convertibles con estilo como éste ofrezcan mucho en cuanto a almacenamiento. Incluso con esa expectativa reducida, el convertible LC decepciona, ya que el espacio de carga es apenas lo suficientemente grande para unas pocas bolsas y es poco profundo.

Tecnología

Los controles incómodos del LC y el diseño del menú en pantalla son sus desventajas más importantes. En general, no es intuitivo, y la interfaz del panel táctil es engorrosa.

Lexus ha mejorado ligeramente el sistema de información y entretenimiento con la incorporación de Apple CarPlay y Android Auto. Pero aún utiliza la engorrosa interfaz del panel táctil y los menús que ocultan algunos controles de uso frecuente. Las aplicaciones Enform están disponibles.

El sistema en sí también parece anticuado, especialmente en comparación con los últimos que se encuentran en los rivales de LC. Los comandos de voz funcionan bien. El sistema Mark Levinson de nuestro auto fue excelente.  

Seguridad

Viene de serie con frenos antibloqueo, control de tracción y estabilidad, airbags de rodilla delanteros, airbags laterales delanteros, airbags laterales de cortina y una cámara de vista trasera.

Agrega el mantenimiento de carriles, un sistema de alerta de punto ciego con alerta de tráfico cruzado posterior, control de crucero adaptado con un sistema de pre-colisión, una cámara de vista trasera, un sistema de advertencia de pre-colisión con frenado automático y advertencia y mitigación de abandono del carril.

No trae un sistema de cámara con vista envolvente, pero la combinación de sensores de estacionamiento con una cámara de respaldo, funcionan bien.

En carretera

El motor V8 de 5.0 litros es realmente sobresaliente, con una potencia lineal suave hasta la línea roja y una de las notas de escape con mejor sonido en la actualidad

El convertible LC 500 se trata más de sensaciones y experiencias que de puro rendimiento, ya que su aceleración y frenado decepcionan. Pero cuando estás detrás del volante, esas cifras son fáciles de perdonar.

La transmisión no tiene problemas, aunque encontré algunos contratiempos ocasionales en el tráfico de baja velocidad. La comodidad en la carretera es donde realmente brilla el convertible LC 500.

La calidad de conducción es suave y refinada, absorbiendo los baches sin sentirse demasiado suave o rebotante. La dirección carece de tacto, pero es rápida, directa y firme sin sentirse pesada.

La suspensión está ajustada para brindar comodidad. Este convertible es agradablemente silencioso y cómodo, atravesando la mayoría de las carreteras sin problemas.

El LC 500 no puede igualar el nivel de rendimiento de los autos deportivos, pero su andar es superior en las carreteras secundarias más suaves y abruptas, ya que su suspensión es excelente.  

Conclusión

El convertible Lexus LC 500 logra tomar todo lo que nos gusta de la coupé LC estándar y ofrecer un vehículo a cielo abierto sin mucho sacrificio.

No es el automóvil más rápido ni el más potente de su clase, pero un V8 suave como la seda y un manejo competente lo convierten en uno de los más entretenidos.

Lexus se enfocó en asegurarse de que el convertible fuera tan sólido como el coupé. Este seductor convertible ofrece una atractiva combinación de alto estilo, rendimiento, comodidad y lujo.

Precio: desde US$ 102,650

Consumo: 15 mpg ciudad / 25 mpg carretera   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *