Imagen cedida por las Fuerzas Aéreas de Filipinas. EFE/EPA/HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Manila, 29 sep (EFE).- Al menos once personas fallecieron y seis más continúan desaparecidas en el norte de Filipinas tras el paso del tifón Noru el pasado domingo, que deja miles de personas refugiadas todavía en centros de evacuación y graves daños en infraestructuras y en la agricultura, según el informe publicado este jueves por el Consejo de Emergencias.

El Consejo de Emergencias nacional informó de los fallecidos en las provincias de Rizal, Zambales, Quezón y Bulacán, todas ellas en la isla de Luzón, donde Noru tocó tierra el domingo por la tarde como “supertifón” (la máxima alerta) con vientos sostenidos de hasta 250 kilómetros por hora, según el servicio meteorológico filipino (PAGASA).

Seis de los decesos se produjeron por inundaciones, avalanchas de tierra y accidentes de tráfico provocados por el devastador azote del ciclón, que se unen a las cinco víctimas mortales que formaban parte de un equipo de rescate, cuyos cuerpos fueron arrastrados la madrugada del lunes por las aguas mientras trataban de evacuar a los vecinos de un barrio en la población de San Miguel de Bulacán, donde un río se desbordó.

Asimismo, un total de 640.000 personas se vieron directamente afectadas por la tormenta, de las cuales unas 25.177 siguen sin poder volver a sus hogares y duermen todavía en centros de evacuación, según Emergencias.

Las pérdidas en infraestructuras se estiman en 23,5 millones de pesos (unos 412.000 euros o 398.000 dólares), mientras que el 75% de los cultivos de arroz en la isla de Luzón se podrían ver afectados por el embate del tifón Noru, que golpeó ayer con fuerza el centro de Vietnam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *