Winston-Salem.- Aunque la llegada de una reforma migratoria depende de las decisiones de los legisladores en Washington, algunas organizaciones locales comenzaron a trabajar para empujarla.

El sábado pasado, la Coalición Latinoamericana de Charlotte llamó a una reunión en Greensboro, cerrada para la prensa, donde acudieron líderes de todo Carolina del Norte para dialogar y comenzar a planear la campaña que se llevará a cabo a nivel estatal en una dirección unitaria.

También se habló de intentos pasados para lograr cambios en la legislación que resultaron fallidos, con el propósito de no repetir los mismos errores.

Wooten Gough, miembro de los grupos activistas de El Cambio y GetEQUAL NC, dijo a Qué Pasa que no podía comentar lo que se dialogó en la reunión  mencionada anteriormente, aunque compartió una serie de demandas que las organizaciones que representa formularon después de la junta con los demás involucrados.

“El Cambio estará trabajando con varias organizaciones a través de Carolina del Norte para empujar por una política de reforma migratoria que refleje los valores de nuestras comunidades y trate las necesidades de aquellos marginalizados por nuestros sistema migratorio quebrado”, dijo Gough en un comunicado.

El activista agregó que El Cambio se asoció con GetEQUAL NC y juntos se organizarán para asegurarse que la reforma incluya a las personas gay y sus miembros de familia.

La plataforma del grupo activista, que nació en el Condado de Yadkin y se ha expandido a distintas ciudades del Piedmont, incluye la demanda de abrir un camino directo hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que actualmente se encuentran dentro del país, además de terminar con las leyes que terminan deportando masivamente a la gente y provocando la separación de familias.

Además, sugieren que se les debe dar inclusión completa a las parejas homosexuales en el proceso, para que las parejas y familias con orígenes mixtos puedan permanecer unidas, sin importar su estatus migratorio, así como cambios en la ley para otorgar asilo a inmigrantes LGBT que huyen de países opresores para vivir en libertad.

Otros se enfocan en acciones locales

Aunque la reforma migratoria que prometen las autoridades federales tentativamente beneficiaría a millones de inmigrantes en todo el país, otras organizaciones se han enfocado en continuar luchando por los problemas que aún existen en Carolina del Norte.

El grupo de Demócratas Hispanoamericanos del Condado Forsyth es uno de ellos y eligieron seguir presionando a las autoridades estatales para que devuelvan el derecho de adquirir una licencia de conducir a personas con un permiso de trabajo de DACA.

“El tema de la reforma migratoria es muy importante para nosotros pero por el momento continuamos luchando para que el DMV vuelva a dar licencias”, comentó Alex Moreira, secretario de la organización política.

Sobre la reforma, el miembro del Partido Demócrata dijo que para esas decisiones “todo es política” y al final queda en las manos del grupo de  legisladores bipartidistas que están lidereando la legislación que tantos esperan que se haga realidad.