Charlotte.- Antes de la temporada de Semana Santa y el receso legislativo de primavera, un grupo de soñadores se hizo arrestar en las oficinas del senador demócrata Charles Schumer, un integrante de la llamada banda de los 8, compuesta por demócratas y republicanos, que lidera las negociaciones del proyecto de ley de reforma migratoria en la Cámara Alta.

Era jueves 21 de marzo, día en el que se anticipaba que la propuesta fuera introducida en el Senado, y un presionado Schumer dijo que la sometería antes de que finalizara marzo.

Sin embargo, de forma más serena reconoció el domingo 24 de marzo que el proyecto solo podrá presentarse en abril.

En el Senado, controlado por los demócratas, parece más sencillo lograr el apoyo de más de 60 de sus 100 integrantes para que el proyecto prospere. Sin embargo, una diferencia sobre el monto del salario para los eventuales legalizados entre representantes de los sindicatos y la cámara de comercio perturbó las negociaciones en el Capitolio.

En la Cámara de Representantes, donde la mayoría es republicana -232 contra 200 demócratas-, y es más difícil lograr los 218 votos para sacar adelante el proyecto, los últimos días han sido auspiciosos: se reveló que también hay un grupo de negociación parecido al del Senado, integrado por demócratas y republicanos, que busca sacar adelante la reforma migratoria.

También en los últimos días, el líder del Partido del Te, Rand Paul habló en español en un encuentro nacional de conservadores y admitió la necesidad de la reforma migratoria. Y el Partido Republicano publicó un informe en el que atribuye, entre otros factores, el manejo del tema migratorio como una de las causas de la derrota en las elecciones de noviembre.

Pero, aún será necesario superar los escollos en el Subcomité de Inmigración y el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, que están controlados por congresistas antiinmigrantes.

Mientras tanto, las organizaciones proinmigrantes realizan marchas, caravanas en autobuses, manifestaciones, vigilias, sesiones de testimonios, foros comunitarios, llamadas por teléfono, recolección de firmas y encuentros con los legisladores para presionar por una reforma migratoria integral que legalice a los indocumentados, que contemple la unidad familiar, y una vía a la ciudadanía para los beneficiados. Y todas las agrupaciones se preparan para la marcha del miércoles 10 de abril en Washington.

El 10 de abril a Washington

La organización Action NC y Qué Pasa Media Network proeveerán transporte a a Washington para que inmigrantes de Carolina del Norte participen en la manifestación por la reforma migratoria integral, que se escenificará frente al Capitolio en Washington DC., el miércoles 10 de abril.

Los interesados en viajar pueden inscribirse ingresando en el enlace: http://www.actionnc.org/immigration_mobilization_2013.

Los negocios e individuos que deseen patrocinar otros aspectos del viaje pueden entrar en el enlace:
http://bit.ly/WRF8fX

Para efectuar inscripciones por teléfono se pueden comunicar con el :
(704) 244-1100