Washington, (Agencias, 11 de julio).-  Los senadores Chuck Shumer y Jhon McCain, quienes tuvieron un papel importante en el diseño del proyecto de ley de reforma migratoria presentada al Congreso dicen tener la esperanza de que se apruebe pese a la resistencia de la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos. Estas declaraciones las hicieron tras reunirse con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca.

De acuerdo a Schumer, demócrata por Nueva York, parece que “un alto porcentaje” de la Cámara de Representantes entiende que no hacer nada sobre la inmigración no es una opción. Schumer dijo que el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y otros líderes del Partido Republicano también saben que no hacer nada no es una opción.

“Nos estamos moviendo hacia adelante”, dijo Schumer a los reporteros después de la reunión con Obama. “La reforma migratoria, creo que tiene un futuro sólido este año en Washington.”

Mientras McCain, republicano por Arizona, dijo que los senadores están dispuestos a reunirse con los representantes para llegar a una solución. “Es un problema que hay que enfrentar”, dijo.

Muchos republicanos quieren sólo refuerzo de la seguridad fronteriza y han criticado el proyecto de ley del Senado para incluir un camino a la ciudadanía para las personas que ya están ilegalmente en Estados Unidos.

Los miembros del caucus republicano que se reunieron el miércoles dijeron que piensan trabajar en su propia versión de una reforma migratoria para no debilitar al partido, en medio de presiones de la Casa Blanca y activistas pro-inmigrantes.

Según trascendió de la reunión de más de dos horas en el sótano del Capitolio, el presidente de la Cámara Baja, John Boehner, y el legislador republicano por Wisconsin, Paul Ryan, advirtieron a sus correligionarios de que su partido debe actuar sobre la reforma para impedir su debilitamiento político.

No obstante, Boehner reiteró su conocida postura de que la reforma tendrá que contar con el respaldo de la mayoría de los republicanos de la Cámara Baja para que salga adelante.

Optimistas

En la Casa Blanca, Schumer dijo que espera que Obama siga hablando sobre la necesidad de una ley de inmigración  “para que los estadounidenses sepan lo importante que es”  y dejar que el Congreso trabaje en los detalles.

McCain, por su parte, dijo que los partidarios de una ley de inmigración tienen que convencer a repu-blicanos de la Cámara que no son partidarios de Obama.

“Creo que el presidente está caminando sobre una línea de cuidado aquí”, dijo McCain.

En la red social Shumer escribió:  Great meeting with @BarackObama & @SenJohnMcCain on #cir. Was encouraged by yesterday’s developments in the House. pic.twitter.com/aCy9iXeLGp