Washington D.C.- La esperada ley de reforma migratoria tiene hoy más posibilidades de ser aprobada por el Congreso que hace seis años debido a que el voto hispano ha provocado un cambio en el ambiente político y la administración del presidente Barack Obama ha conseguido avances inéditos en cuanto a la seguridad fronteriza y el control migratorio.

Esa es, en pocas palabras, la base de la estrategia del Gobierno para impulsar una reforma migratoria integral que legalice y abra una ruta hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país, según explicó a Qué Pasa Luis Miranda, director de medios de comunicación hispanos de la Casa Blanca.ç

“Hay un entendimiento bastante amplio de lo que se necesita, sea para la legalización, para la seguridad fronteriza, para la verificación de empleo… todo eso ya se ha debatido y se ha resuelto en los últimos años”, comentó Miranda.

Destacó, por ejemplo, el progreso logrado en cuanto a la seguridad fronteriza, con un aumento de 10,000 a 21,000 agentes de la patrulla fronteriza en la frontera Sur entre 2004 y 2011 y el uso de tecnología de vigilancia.
“Desde el primer día de este gobierno nos hemos esforzado por resguardar mejor las fronteras, desplegar los recursos que tenemos de una manera mas inteligte y eficaz y hoy tenemos el doble de número de agentes de patrulla fronteriza de lo que se tenía en el 2004 y tenemos vehículos aéreos que estan vigilando la frontera de Texas a California”, dijo Miranda.

De hecho, de acuerdo con una hoja informativa distribuida por la Casa Blanca, las detenciones en la frontera Sur cayeron de cerca de 724,000 en el año fiscal 2008 a casi 340,000 en el 2011, una reducción de 53 por ciento, lo cual indica que menos personas están intentando cruzar ilegalmente hacia EU.

Miranda también destacó las mejoras del sistema de verificación de empleo E-Verify que permite a los empleadores comprobar el estatus migratorio de sus trabajadores, así como el aumento de auditorías y sanciones a empresas que contratan indocumentados.

Según datos de la Casa Blanca, 416,000 compañías se han enrolado al programa E-Verify, más del doble desde enero de 2009.

Esperando al Senado
Miranda reiteró la postura del presidente Obama respecto a que cualquier proyecto de reforma debe incluir un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados y que si el Congreso no actúa pronto, él lo hará.

“El presidente ha sido claro en que cualquier proyecto de ley tiene que incluir un camino claro a ganarse la ciudadanía y tambien esta dispuesto a presentar un proyecto si el Senado no logra presentar el suyo a buen tiempo”, dijo.

“Lo bueno ahora es que hay un buen progreso pues los principios que presentaron los senadores son consistentes con lo que ha presentado el presidente”. Recalcó que la Casa Blanca no ha fijado un plazo para que el Senado apruebe un proyecto de reforma migratoria. “Los senadores han dicho que estarían listos para presentarlo en marzo, creemos que es un tiempo razonable pero sino, estamos dispuestos y listos para presentar un proyecto desde aquí”.