Charlotte.- El paladín de la defensa de los derechos de los indocumentados e incansable perseguidor de una reforma migratoria integral, Luis Gutiérrez, congresista federal, dio la bienvenida al proyecto de ley S774, que sometió en el Senado, el grupo bipartidista de los 8, que legalizaría a los inmigrantes que carecen de estatus.

“Los senadores han puesto sobre la mesa un plan que es políticamente viable y que resolverá de una manera práctica muchos de los problemas que hemos creado en lo que tiene que ver con inmigración”, dijo Gutiérrez a Qué Pasa-Mi Gente.

El congresista indicó que dentro de muy poco tiempo habrá un proyecto de ley en la Cámara de Representantes que tendrá elementos muy parecidos al proyecto del Senado, pero que también incorporará conceptos diferentes.

Gutiérrez es uno de los líderes de la versión de la Cámara de Representantes del Grupo de los 8 del Senado. Además, de Gutiérrez, congresista por Illinois, el Grupo bipartidista de los 8 en la Cámara está conformado por los representantes Xavier Becerra, de California; Mario Díaz-Balart, de Florida; Raul Labrador, de Idaho; John Carter y Sam Johnson, de Texas; Zoe Lofgren, de California; y John Yarmuth, de Kentucky. El Grupo de los 8 de la Cámara de Representantes “aplaudió” la decisión del Grupo de los 8 del Senado de “haber dado un paso adelante para presentar su propuesta de reforma”.

El congresista demócrata de Texas, Marc Veasey, que no pertenece a los ocho, expresó en un comunicado el sentir que prevalece en algunos sectores de la Cámara de Representantes:

“Nuestro país se está acercando a convertir la reforma migratoria integral en una realidad.

“Tengo confianza en que el Congreso aprobará este año un proyecto que será firmado como ley”, dijo el congresista Gutiérrez.

Un camino difícil

El Senado federal tiene 100 miembros, pero para que un proyecto de ley, como el de la reforma migratoria integral, sea aprobado necesita una mayoría de 60 senadores. Si la votación es inferior a ese número, los senadores de la minoría pueden realizar una maniobra conocida como “filibustera”, que consiste sabotear el debate con intervenciones interminables.

En el Senado hay 55 demócratas, 45 republicanos y 2 independientes.

La Cámara de Representantes está compuesta por 435 congresistas y allí una mayoría simple de 218 votos conduce a la aprobación de un proyecto de ley. En la Cámara de Representantes hay 232 republicanos, 201 demócratas, y existen 2 vacantes.

Los analistas ven más fácil la aprobación del proyecto en el Senado y más complicada en la Cámara de Representantes.