Raleigh, (Qué Pasa, 19 de abril).- Dos líderes comunitarios y religiosos convocaron hoy a una cruzada de oración y ayuno a favor de un proyecto de ley que daría permiso de manejo restringido a personas que viven sin estatus legal en Carolina del Norte.

John Faison, Director del Centro Internacional de Raleigh – una organización sin fines de lucro basada en la fe- y John Herrera, cabildero de la Cooperativa de Crédito Self- Help, hicieron el lanzamiento oficial de esta campaña en la radio Cristiana La Visión (540 am).

Ambos explicaron que buscan sumar a la comunidad cristiana y a las Iglesias, sin importer su denominación, a orar y ayunar para que el proyecto de ley HB786 sea mejorado y aprobado en la Asamblea Legislativa estatal.

Dicho proyecto de ley fue presentado hace una semana por el representante republicano Harry Warren quien plantea devolver el privilegio de conducir legalmente a los inmigrantes irregulares pero, a la vez incluye una serie de disposiciones antiinmigrantes, las cuales Faison y Herrera esperan que sean removidas durante el debate.

“Invitamos a la comunidad a orar y ayudanar por este proyecto, el señor esta a cargo de este proyeto y esta ley va a ser cambiada”, dijo Herrera en la radio. “Dios no nos va a dar nada que sea en contra de nuestra comunidad”.

Herrera habló en su condición de cristiano y afirmó que el proyecto de ley plantea a la comunidad una “prueba de fe” por lo que invitó a todos los creyentes a sumarse al esfuerzo de mejorar el proyecto mediante sus oraciones, el ayuno pero también através de la acción.

“Me gustaría invitar a los hermanos y hermanos, especialmente a los los pastores latinos
que tienen conexión con los pastores americanos porque necesitamos la ayuda de quienes tienen más poder que nosotros, quienes tienen derecho a voto y hablan inglés, para que se unan a nuestra oración y ayuno. Así es como esto va a cambiar”, dijo Herrera.

“Este es el comienzo de un movimiento del pueblo de Dios que va a cambiar las cosas para siempre en Carolina del Norte”, añadió.

Faison, cuya organización defiende a la comunidad inmigrante a partir del mandato bíblico de dar la bienvenida al extranjero y ser compasivo con los necesitados, dijo que además de orar y ayunar era necesario actuar.

“Una oración sin acción es vacía y una acción sin oración no tiene poder”, dijo Faison quien desde el CIR está formando un grupo de cabilderos de fe, con personas de diferentes Iglesias, para ir a la Asamblea Legislativa y abogar por los inmigrantes desde un punto de vista cristiano.

Tanto Faison como Herrera invitaron a la comunidad religiosa a unirse a la gran jornada de cabildeo que se realizará el próximo miércoles 24 de abril desde las 9:30 am, el mismo dia que el Comité Judicial B de la Cámara de Representantes comenzará a discutir el proyecto de ley HB786.

“Quiero pedirle a las Iglesias unise para llevar la voz de Dios a la Legislatura e influir en las leyes que afectan a nuestro estado. Dar bievenida al extranjero es una bendición para un país y nosotros como estamos perdiendo esta bendición”, dijo Faison.