Entendemos muy bien que el estado actual de la economía ha dejado a mucha gente con dificultades muy graves especialmente a aquellos como ustedes que están especializados en la construcción. Tenemos entendido que el Home Depot, el Kentucky Fried Chicken, y los apartamentos Hampton Crest han llamado a la policía local y ustedes ya no son más bienvenidos en esas propiedades. La policía también nos preguntó a nosotros si queríamos que ustedes sigan congregándose en nuestra propiedad.

Sabemos que nuestro Habitat Restore es una buena ubicación para presentarse a los contratistas que llegan y salen de Home Depot. Siempre hemos querido apoyarlos en sus deseos de conseguir trabajos que les permitan sostenerse a ustedes mismos y a sus familias. Después de todo, Habitat es un ministerio cristiano que trabaja para proveer oportunidades de acceso a casa propia a familias de bajos ingresos. Sabemos que si ustedes no logran trabajar, no podrán ni apoyar a sus familias, ni mantener su propia casa. Nosotros le habíamos dicho a la policía que ustedes eran bienvenidos en nuestra propiedad.

Desafortunadamente, recientemente ocurrieron algunos casos específicos que nos hicieron reconsiderar nuestra actitud acogedora. Varios clientes han sido confrontados de manera intimidante, y varios de nuestros empleados no han sido permitidos de entrar en nuestro aparcamiento. Algunas mercancías que habían sido donadas a Goodwill Industries fueron robadas. Sabemos que han ocurrido muchos incidentes cuando ustedes han sufrido epítetos e insultos raciales hechos desde coches que pasan. Estos episodios son extremadamente degradantes y humillantes. Yo no puedo hablar de parte de nuestros clientes; pero lo que sí puedo decirles es que nuestro ministerio cristiano no aprueba ni puede tolerar la conducta a que ustedes han sido expuestos.

Lamentamos muchísimo que ustedes hayan tenido que experimentar esos insultos. Quizás ustedes empiezan a expresar su frustración contra nuestros empleados, nuestros clientes y nuestros socios.En el pasado nuestro gerente les ha pedido que abandonen esta conducta negativa. Ahora les comunico oficialmente: si ocurre un solo incidente más similar a los que acabo de describir (robos de mercancías de Habitat Donation Center o de la casa rodante de Goodwill Industries, o quejas de nuestros clientes o empleados que se sienten amenazados por ustedes, en cualquier forma) vamos a pedir a la policía que los boten a todos de inmediato e indefinidamente. También les habíamos pedido que no aparquen en los espacios que están más cerca de a Julia’s Coffee; y les volvemos a reiterar este pedido con cortesía y respeto.

Nuevamente, nosotros queremos apoyarles en sus esfuerzos para conseguir trabajo en estos tiempos difíciles; les agradeceríamos muchísimo que ustedes nos ayuden en esos asuntos. Tenemos esperanza y oramos continuamente para que ustedes sean tratados con respeto mientras buscan trabajo. También les pedimos a ustedes que traten a nuestros clientes, a nuestros socios y empleados con ese mismo respeto.

Que Dios los bendiga.