Raleigh.- En un ambiente de esperanza y optimismo, más de 150 personas de Carolina del Norte se encuentran en camino a Washington DC a bordo de tres autobuses patrocinados por el grupo de periódicos Qué Pasa para participar hoy de la gran marcha nacional por la reforma migratoria.

Los autobuses partieron de manera escalonada durante la madrugada desde Charlotte, Winston Salem y Raleigh-Durham, las tres ciudades donde el periódico tiene sus oficinas.

Los viajeros, en su mayoría inmigrantes hispanos, madrugaron con entusiasmo para abordar los vehículos y unirse a la marcha nacional que busca urgir a los legisladores federales a aprobar una reforma migratoria integral y comprensiva que legalice a los más de 11 millones de inmigrantes que viven en el país sin autorización legal.

“Es un honor para Qué Pasa servir a la comunidad hispana y poner su grano de arena transportando a Washington a decenas de inmigrantes desde Raleigh, Charlotte y Winston-Salem para que participen en la gran marcha por la reforma migratoria”, dijo el editor ejecutivo de Qué Pasa, Hernando Ramírez Santos, quien encabeza la delegación.

“Una vez más demostramos nuestro compromiso con la población hispana de Carolina del Norte”, añadió Ramírez Santos quien viaja acompañado del reportero Adrián Romero, el diseñador gráfico Saul Guinto y la ejecutiva de ventas Alma Becerril.

La caravana por la reforma partió en primer lugar desde Charlotte a las 2 de la madrugada desde la sede del periódico Qué Pasa Mi Gente donde 54 personas abordaron el autobús co-patrocinado por Qué Pasa, la organización Action NC y el supermercado Sav/Way.

“Este es un viaje trascendental porque quienes están afectados por el problema migratorio están participando para hacer conciencia y resolverlo”, opinó Rafael Prieto, editor del periódico Qué Pasa Mi Gente y líder de la delegación de Charlotte.

“Hay un ambiente de mucho optimismo”, agregó Prieto quien se encuentra acompañado del todo el equipo de Qué Pasa Mi Gente: el periodista Reinaldo Soto, el editor gráfico Jacobo Strimling ly las ejecutivas de ventas Ofelia Rodríguez y Andrea Alzate.

La mayoría de los viajeros de Charlotte son activistas hispanos de las organizaciones Action NC y Familias Unidas, pero en el grupo también se encuentra un buen porcentaje de afroamericanos que apoyan la reforma migratoria.

Alrededor de las 4:30 partió de Winston Salem el segundo autobús con unas 50 personas a bordo, la mayoría de ellas miembros de la Iglesia Holly Cross y “soñadores” del área de Piedmont Triad.

El tercer autobús partió a las 5:14 de la mañana de las oficinas de Qué Pasa en Raleigh con un grupo de 15 personas encabezadas por el reportero Iván Cruz, a los que se unieron luego en Durham otros 35 viajeros, organizados por el Centro Hispano.

“Hay mucha esperanza, la gente tiene ahora más confianza y seguridad de que la reforma viene”, opinó Iván Almonte, miembro del Centro Hispano que encabeza la delegación. “Es importante ir a Washington para presión porque ya en su primer gobierno el presidente Obama prometió la reforma y no pasó nada. Tenemos que exigir que ahora sí pase la reforma”, añadió Almonte.