Phoenix (AZ), 12 jun (EFEUSA).- La inesperada derrota en primarias del líder de la mayoría republicana de la Cámara Baja, Eric Cantor, incrementa aun más la presión sobre el presidente Barack Obama para que emita una orden ejecutiva que otorgue un alivio administrativo a la comunidad inmigrante.

“Creo que la posibilidad de que los representantes republicanos acepten un voto antes de que finalice el año sobre una reforma migratoria será prácticamente imposible tras la derrota de Cantor”, dijo a Efe el congresista demócrata por Arizona, Raúl Grijalva, en entrevista telefónica desde Washington D.C.

Según el propio Cantor, considerado hasta ayer como el segundo miembro más poderoso de la cámara baja, su derrota fue ante un oponente que realizó una campaña enteramente en contra de una reforma migratoria y en contra de los soñadores.

Dave Brat, un profesor de económicas casi desconocido y ligado al ultraconservador Tea Party, venció ayer a Cantor en las elecciones primarias republicanas de Virginia, una significativa victoria para el sector más conservador del partido republicano.

Grijalba consideró que esta derrota provocará un “temor” político entre los republicanos para actuar sobre el tema migratorio.

“Cada vez hay más presión sobre nuestro presidente para actuar, dar un alivio administrativo por parte de la Casa Blanca y esperamos que esto suceda cuanto antes”, puntualizó el congresista demócrata.

La derrota de Cantor demuestra la importancia que tendrá el tema migratorio durante las elecciones primarias y generales de los próximos meses.

En semanas pasadas la Casa Blanca había hecho un llamado a la Cámara de Representantes para actuar sobre el tema migratorio aunque fuera “paso” a “paso” y no un paquete completo como el que fue aprobado por el Senado el año pasado.