Charlotte.- La organización Daily Kos está haciendo circular una petición para “impedir que la administración del presidente Donald Trump reduzca los salarios de los trabajadores agrícolas migrantes que están manteniendo a la nación alimentada durante la  pandemia”.

Según Daily Kos, “estos trabajadores son tan cruciales para el funcionamiento de nuestra nación que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) está tratando de expandir el programa”.

No obstante, “la Casa Blanca  está buscando recortar sus salarios”, señaló Daily Kos.

Esenciales

Los trabajadores agrícolas, incluidos los trabajadores temporales invitados H-2A, brindan un trabajo esencial para mantener la vida y arriesgan su salud diariamente para plantar, recoger y empacar los alimentos que comemos cada día.

El programa de trabajadores invitados H-2A permite a las empresas estadounidenses contratar inmigrantes como trabajadores agrícolas temporales por hasta tres años.

En medio de esta crisis de salud global, son estos trabajadores los que mantienen los alimentos en todas nuestras mesas.

Sin protección

A pesar de sus contribuciones críticas, la mayoría de los trabajadores agrícolas están excluidos de la mayoría de las protecciones laborales básicas, incluso en tiempos estándar.

También fueron excluidos de los primeros paquetes de ayuda del Congreso a pesar de enfrentar algunos de los riesgos más altos de exposición al COVID-19.

“Si bien considera que los trabajadores agrícolas H-2A son esenciales, el gobierno de Estados Unidos no ha hecho nada para garantizar que los trabajadores estén seguros y saludables’, señaló  Daily Kos.

Estos trabajadores a menudo viven en viviendas superpobladas, son transportados en autobuses llenos de gente y trabajan sin la capacidad de tomar descansos para lavarse las manos.

“En lugar de recibir el pago de riesgo que se merecen, esta administración  quiere reducir sus salarios”, afirma la organización.

Los salarios de los trabajadores agrícolas se encuentran entre los más bajos de la nación, a menudo cerca del salario mínimo.

Y los trabajadores invitados aquí con visas H-2A, que representan aproximadamente el 10 por ciento de todos los trabajadores agrícolas, generalmente no son elegibles para una compensación de tiempo y medio por su trabajo que se extiende más allá de 40 horas por semana.

“Los trabajadores agrícolas y los trabajadores invitados están ayudando a nuestra nación a mantenerse saludable y alimentada durante esta pandemia. Merecen ser compensados de manera justa con las protecciones de seguridad adecuadas”, apuntó Daily Kos.

Los trabajadores agrícolas, incluidos los trabajadores temporales invitados H-2A, brindan servicios esenciales cruciales para el país.

Intervención del Congreso

“El Congreso debe evitar que se reduzcan sus salarios y asegurarse de que estén justamente compensados y protegidos durante esta crisis de salud pública”, expresó la organización.

Los trabajadores agrícolas, incluidos los trabajadores migrantes, están trabajando incansablemente durante esta pandemia para proporcionar alimentos a todas las personas en el país.

Están directamente en la primera línea de esta pandemia, protegiendo la estabilidad de la cadena de suministro de alimentos mientras el resto de la economía está siendo golpeada fuertemente.

Carolina del Norte

Carolina del Norte ocupa el sexto lugar en la nación en el número de trabajadores agrícolas migrantes.

Hay aproximadamente 150 mil trabajadores agrícolas en Carolina del Norte  en cada temporada de cosecha.

La petición está en el portal https://www.dailykos.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *