Así es. Ante determinadas circunstancias todos podemos sentir ansiedad. La ansiedad es una emoción normal que surge cuando una persona anticipa un peligro.  Se dice que la ansiedad es una respuesta normal que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de emergencia.  Permite a la persona adoptar las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza.

Ahora bien, el tema es ¿cuándo percibimos que hay un peligro? Ya que, como sabemos, nuestros pensamientos pueden hacernos ver un peligro cuando no hay ninguno. 

Hay que entender que la ansiedad es la respuesta ante una situación peligrosa imaginada. Se trata de una situación que no está sucediendo ahora mismo. Es algo que va a ocurrir o que imaginamos que podría ocurrir en el futuro. Por ejemplo podemos imaginar que cuando lleguemos al trabajo el jefe nos va a reprender. Imaginar esa situación nos pone ansiosos. Es posible que eso que imaginamos no ocurra. Pero ante el pensamiento o la idea de esa situación la ansiedad nos devora. El mecanismo se ha disparado y no importa si la situación ocurre o no.

La ansiedad nos invade igual. La sola idea del jefe reprendiéndonos nos llena de ansiedad. Se trata de una anticipación amenazadora. La amenaza podría ser perder el trabajo. 

Es un pensamiento sobre un hecho futuro  que es interpretado como una amenaza lo que causa la ansiedad. Respondemos con ansiedad ante las cosas que pensamos que podrían ocurrir. Por ejemplo la persona que se pone ansiosa antes de dar un examen.  Piensa que le puede ir mal, que le pueden preguntar algo que no sabe. Ese pensamiento le provoca un estado de ansiedad que no le permite concentrarse.  

Es decir, la ansiedad se produce cuando se mira hacia el futuro y se piensa que se va a vivir una situación que podría tener consecuencias horribles para uno. Así pues, lo que determina que se sienta ansiedad no es la situación en sí misma, sino la interpretación que se haga tanto de la situación como de la capacidad para afrontarla. 

Si la ansiedad se vuelve crónica, y vemos amenazas y situaciones de peligro en la mayoría de las cosas estamos frente a un problema y es necesario consultar a un profesional.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

La ansiedad produce una activación física, acompañada de una serie de síntomas fisiológicos como aceleración del ritmo cardiaco, sudoración, sensación de mareo, sensación de falta de aire, temblores, tensión muscular, dolor abdominal, tensión en las mandíbulas, respiración agitada, sensación de nudo en la garganta, deseo urgente de orinar, rubor facial o palidez, etc.

A nivel emocional, aparecen síntomas como sensación de miedo y peligro, inquietud, incomodidad o pánico, preocupación, nerviosismo, agitación.

A nivel cognitivo pueden producirse problemas para concentrarse, para pensar, para recordar, y confusión mental.

Diferencias entre Ansiedad y Trastorno de Ansiedad

No es lo mismo estar ansioso por algo que padecer un Trastorno de Ansiedad.

La ansiedad no es una patología. Es una respuesta normal como el miedo o la felicidad. Forma parte de las emociones normales de un ser humano.

Cuando esta emoción innata del individuo se torna patológica, aparece lo que llamamos un Trastorno de ansiedad.

A diferencia de la ansiedad normal leve y transitoria causada por un evento estresante (tal como hablar en público o una primera cita amorosa), los trastornos de ansiedad duran por lo menos seis meses y pueden empeorar si no se los trata.

Los Trastornos de Ansiedad deben ser tratados por un profesional de la salud.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos trastornos incluyen a los ataques de pánico, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), las fobias, el trastorno de ansiedad generalizada (TAG) y el estrés post traumático. 

Cada trastorno de ansiedad tiene diferentes síntomas. Pero todos los síntomas se agrupan alrededor de un temor irracional y excesivo.

Para superar los trastornos de ansiedad, los profesionales pueden suministrar remedios ansiolíticos o sugerir terapias psicológicas.

Si usted cree que padece de un trastorno de ansiedad, la primera persona a quien debe consultar es a su médico. Un médico podrá determinar si los síntomas que lo alarman se deben a un trastorno de ansiedad, otra condición médica, o ambos.

Frase de la semana
La ansiedad es la experiencia anticipada del fracaso.  Seth Godin