Frase de la semana
La adicción nunca debería ser tratada como un delito. Debe ser abordada como un problema de salud.”  Ralph Nader

Cuando hablamos de adicciones hablamos de dependencia. Ser adicto es depender. Se pude depender se una sustancia como en el caso de las drogas, el alcohol, el tabaco, entre otras, o de una actividad como el juego, el trabajo, etc.

Por otro lado lo que caracteriza a la adicción es la degradación progresiva de las otras áreas de la vida de la persona. El mundo del adicto empieza a girar exclusivamente en torno a su adicción. Lo demás va perdiendo importancia. Falta de interés en lo que no sea su adicción, aislamiento, desmoronamiento económico o escolar, son algunos de los signos de que se está teniendo una adicción. 

Además toda adicción implica compulsividad. Es decir, que la persona no puede controlar su impulso hacia el consumo de sustancias o hacia la conducta adictiva. No puede no hacerlo. Es más fuerte que él. 

Por último tenemos el síndrome de abstinencia. El síndrome de abstinencia son todos los síntomas que se tienen al suspender la conducta adictiva. Estos síntomas pueden ser físicos, especialmente en el caso de adicción a sustancias, y psicológicos, como depresión, irritabilidad, desesperación, etc.

Muchos investigadores se han preguntado, si el uso de redes sociales pueden generar adicción en los usuarios.

La Dra. Cecilia Schou Andreassen y otros investigadores de Noruega han desarrollado un nuevo instrumento para medir la adicción a Facebook, la Escala de Adicción a Facebook Bergen.

El estudio de Andreassen  muestra que los síntomas de la adicción a Facebook se parecen a los de la adicción a las drogas, la adicción al alcohol y la adicción a sustancias químicas.

Esta investigación toma como fundamento la  idea sobre la adicción a Facebook. Indica que se trata de una dependencia que se caracteriza sobre todo por una falta de control personal, por un uso abusivo, por una excesiva dependencia de Internet y por una distorsión de los objetivos personales, familiares o profesionales. 

Señala que entre los síntomas más importantes de este trastorno se encuentran la ansiedad, la irritabilidad, los cambios en los patrones del sueño, entre otros.

Según la investigadora Dra. Cecilia Schou Andreassen, la escala puede facilitar la investigación del tratamiento, la evaluación clínica, y puede ser utilizada para estimar la prevalencia de adicción a Facebook en la población mundial. 

Los resultados de la investigación se publicaron en la revista Psychological Reports. De la misma se extrae que los seis elementos básicos considerados en la adicción son: relevancia, modificación del humor, intolerancia, abstinencia, conflicto y recaída.

Dra.  Cecilia Schou Andreassen tiene una visión clara de por qué algunas personas desarrollan dependencia a Facebook:

“Se produce con más frecuencia entre los más jóvenes que en usuarios mayores. También hemos encontrado que las personas que suelen ser ansiosas e inseguras socialmente usan Facebook más que aquellos con puntuaciones más bajas en esos rasgos, probablemente porque los que están ansiosos encuentran más fácil comunicarse a través de medios sociales que cara a cara,” dice Andreassen.

Las personas que están organizados y son más ambiciosas tienden a estar en menor en situación de riesgo frente a la adicción a Facebook. A menudo se utilizan los medios sociales como una parte integral del trabajo y creación de redes.

“Nuestra investigación también indica que las mujeres tienen mayor riesgo de desarrollar esta adicción, probablemente debido a la naturaleza social de Facebook”, aclara la doctora.

La escala de Bergen de adicción a Facebook

La escala de Bergen de adicción a Facebook se basa en seis criterios básicos, donde todos los elementos se puntúan en la escala siguiente:

(1) En muy raras ocasiones, (2) En raras ocasiones, (3) veces, (4) A menudo, y (5) Muy a menudo:

  • Pasa mucho tiempo pensando en Facebook o un plan de uso de Facebook.
  • Siente el impulso de usar Facebook más.
  • Utiliza Facebook con el fin de olvidar los problemas personales.
  • Ha tratado de reducir el uso de Facebook sin éxito.
  • Siente inquietud si se le prohibiera el uso de Facebook.
  • La utilización de Facebook tanto ha tenido un impacto negativo en su trabajo o estudios.

El estudio muestra que una puntuación “a menudo” o “siempre” en al menos cuatro de los siete artículos puede sugerir que usted es adicto a Facebook.

La Escala de Adicción de Bergen se ha desarrollado en la Facultad de Psicología de la Universidad de Bergen, en colaboración con la Fundación Clínica de Bergen, Noruega. Los investigadores que participaron también están trabajando en instrumentos de medición de otras adicciones, como el recientemente introducido Escala de Adicción al Trabajo Bergen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *