Una crisis es un cambio brusco o una modificación importante en el desarrollo de algún suceso. Muchas veces en la vida ocurren cambios inesperados que descompaginan el esquema vital de la persona. Son esos los momentos de crisis. Momentos en los que no se sabe cómo seguir. Momentos en los que es necesario replantear todo lo que hasta el momento se había sostenido.

Las crisis pueden ocurrir a un nivel personal o social. Pueden designar un cambio traumático en la vida o salud de una persona o una situación social inestable y peligrosa en lo político, lo económico, militar, etc.

TIPOS DE CRISIS

1) Crisis personales:
Una persona puede enfrentarse a diversas crisis, veremos aquí algunos ejemplos.
Crisis de salud: ocurre cuando se experimenta un cambio importante en el curso de una enfermedad.

Crisis de nervios: cuando un sujeto pierde el control de sus emociones, por lo general ante una situación de estrés.
Crisis de la edad: puede aparecer al alcanzar una cierta edad, como la crisis de los 30 años o la crisis de los 50 años.Crisis de pareja: cuando el lazo afectivo hacia el otro se ve amenazado.
Crisis existencial: ocurre cuando alguien se cuestiona el sentido de su vida.
Crisis religiosa: cuando se pone en duda la propia fe.
Crisis de identidad: cuando se duda con respecto a uno mismo.
Crisis laborales: cuando se pierde el empleo o se duda de lo que se hace.
Crisis económicas: ocurren por la pérdida del bienestar económico al que la persona estaba acostumbrado.

2) Crisis sociales:
 Son las que trascienden a una persona. Están dadas por un proceso de cambios que amenaza una estructura que tambalea. Dichos cambios generan incertidumbre ya que no pueden determinarse sus consecuencias.

3) Crisis económicas:
 Son los momentos en los que  la economía de un país o de una región presenta indicadores negativos, con altos niveles de desempleo y aumento de la pobreza:

4) Crisis política:
Cuando ocurren conflictos que amenazan la continuidad de un gobierno.

Todos los tipos de crisis afectan al individuo. Y es posible que durante su vida una persona deba enfrentarse a varias de estas crisis. ¿Cómo hacerlo?

Afrontar una crisis

Es fundamental comprender que siempre que existe una crisis es porque existe una necesidad de cambio. Hay algo que ya no funciona, y necesita cambiar. Desde este punto de vista las crisis son también oportunidades. ¿Oportunidades de qué?
En primer lugar de cambiar aquello que ya no nos satisface.
Es también una oportunidad de crecer. A menudo las personas que han crecido mediante las crisis cuentan que descubrieron habilidades y recursos que nunca habían usado antes y que ni siquiera sabían que tenían.  Sucede lo mismo que cuando despiden de un empleo y entonces, en vez de desmoronarse, la persona aprovecha para seguir su vocación, lo que había soñado toda la vida.
Para esto es importante:
1)    Afrontar la crisis como un desafío.
2)    Ver esta nueva situación como una oportunidad de renovación.
3)    Agudizar el ingenio.
4)    Desarrollar su creatividad para transformar la crisis en una bendición.
5)    Aprovechar la crisis para progresar en lo que hace.

Durante una crisis es aconsejable…

1.    Dormir lo necesario
Duerma las horas que necesites. Recupere su energía. El descanso es necesario para pensar con claridad. Poder mantener un pensamiento claro es fundamental en los momentos de crisis.
2.    Hacer ejercicio físico:
La actividad física es fundamental para su bienestar corporal y psicológico. El ejercicio aumenta su energía positiva, su capacidad de pensar, su bienestar emocional y su capacidad de enfrentar los problemas.
3.    Alimentarse bien:
Para rendir bien es indispensable estar bien alimentado. En momentos de crisis, los niveles de estrés aumentan, por lo tanto es fundamental tener una dieta completa y equilibrada.
4.    Reservar un momento para usted:
No descuide sus momentos de ocio. Es necesario que se dedique un tiempo para usted. Solo bastan 15 minutos al día, para hacer lo que usted quiera, pensar, soñar, pasear, escuchar música, despreocuparse, lo que sea.
5.    Pensar en positivo:
La actitud mental positiva ayuda a estar mejor a rendir más. Aún en la peor de las crisis es importante que pueda mantener cierto optimismo, cierta confianza en que las cosas mejorarán. Esto le dará fuerza para seguir adelante y potencia para imaginar soluciones a sus problemas.

Frase de la semana

“Toda crisis contiene una gran oportunidad de cambio. Sólo los que saben focalizar en lo positivo aprovechan la circunstancia.”
Wally

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *