Podremos pensar que la fobia social es una timidez intensa y exagerada. Es el temor a relacionarse con los demás, a ser rechazado, o juzgado, o ridiculizado, llevado a un extremo. Se caracteriza por un miedo irracional y constante a enfrentar ciertas situaciones sociales.

La fobia social interfiere en la vida diaria de quien la padece, ya que le impide disfrutar de si vida social, de los vínculos, y de las relaciones.
Las personas con fobia social comprenden que sus miedos son irracionales, sin embargo no pueden controlarlos y hacen topo lo posible para evitar  enfrentarse a la situación temida. Como consecuencia la persona evita todo tipo de situaciones sociales, dificultado la relación con los demás.
En las situaciones sociales temidas las personas con fobia social experimenta una preocupación constante a que los demás los juzguen. No consigue comportarse de manera espontánea. Se siente estresado, nervioso. En algunos casos con incómodos síntomas físicos como taquicardia, sudoración.
La fobia social es un problema mucho más común de lo que se cree. Y se presenta con igual frecuencia en varones que en mujeres.

Tipos de fobia social

Hay dos tipos de fobia social:
Generalizada: Hablamos de fobia social generalizada cuando los temores se experimentan en casi todas las relaciones sociales.
Específica: Cuando las situaciones de ansiedad sólo se dan en determinadas situaciones, como por ejemplo al hablar en público.

Algunas situaciones temidas por las persona con fobia social

• Hablar en público.
• Comer o beber en público.
• Asistir a fiestas.
• Escribir o firmar en público.
• Desenvolverse en comercios y relaciones administrativas.
• Mirar a los ojos a la gente.
• Iniciar una conversación.
• Ser presentados a otras personas.
• Realizar llamadas telefónicas.
• Dar o defender las propias opiniones.
• Encuentros con personas desconocidas o del sexo opuesto.
• Estar en espacios cerrados donde hay gente.
 • Hablar en un grupo pequeño.
• Hablar con personas de autoridad.
• Hacer o aceptar cumplidos.
• Ser el centro de atención

Cuestionario de autoevaluación

Es importante señalar que solamente un profesional de la salud mental puede hacer un diagnostico certero.
Este cuestionario sólo lo ayudará a ubicar el problema.
Lea atentamente cada una de las frases y conteste sí o no.
Si contesta afirmativamente a la mayor parte de estas frases, es aconsejable que empiece a trabajar para superar sus temores sociales.

•    Tengo un miedo terrible de hacer o decir algo que me cause vergüenza frente a los demás.
•    Tengo miedo a las figuras de autoridad.
•    Las fiestas y los eventos sociales me asustan.
•    Evito hablar con desconocidos.
•    Siempre siento mucho temor de cometer un error y que los demás me vean y juzguen.
•    Evito ir  a fiestas.
•    Mi temor a ser avergonzado hace que evite hacer cosas que quiero hacer o hablar con las personas.
•    Evito hablar en público.
•    Si anticipo que voy a conocer a alguien, me preocupo por días o hasta semanas antes.
•    Me sonrojo, sudo mucho, tiemblo o siento que voy a vomitar antes y durante un evento en el que voy a estar con personas que no conozco.
•    Usualmente me alejo de situaciones sociales tales como eventos de la escuela o eventos en los que hay la posibilidad de tener que hablar en público.
•    A menudo tomo alcohol para que estos temores se vayan.
•    Tengo miedo de hacer cosas cuando la gente me está mirando.
•    Tengo palpitaciones cuando estoy con desconocidos.

La fobia social y sus consecuencias

La fobia social hace que la persona evite todo contacto social, perdiendo paulatinamente su calidad de vida. Episodios que para otros serían sencillos, para quien padece esta fobia se vuelven muy complicados y estresantes. Por ejemplo, asistir a una reunión de trabajo, o conocer a alguien nuevo, hablar por teléfono con alguien que no conoce, puede ocasionarle un enorme monto de estrés y de ansiedad.
Muchas veces, para protegerse de este malestar, la persona se aísla. Esto hace que su vida emocional se vea afectada. Prefiere el aislamiento a soportar el estrés que una nueva situación social le provoca.
La persona con fobia social limita sus posibilidades, su desarrollo y su círculo afectivo. Suele tener dificultades en el trabajo y en su vida personal ya que sus posibilidades están restringidas.
Es importante saber que la fobia social debe ser tratada y que puede resolverse con el tratamiento apropiado.  Es necesario consultar a un profesional que le indicará el tratamiento adecuado para su problema.

Frase de la semana
“La timidez es la desconfianza del amor propio, que deseando agradar teme no conseguirlo.”

Moliere

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *