El Alzheimer es un tipo de demencia que ocasiona problemas graves en la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Se calcula que alrededor del 70% de los casos de demencia se deben al Alzheimer.

¿Pero qué es la demencia?

La demencia es el deterioro grave de las capacidades mentales. Engloba una amplia gama de síntomas asociados con el deterioro de la memoria y otras habilidades del pensamiento. A medida que el deterioro avanza,  se reduce la capacidad de una persona para realizar sus actividades diarias.

Existen diversos tipos de demencia. Algunos de los más frecuentes son la demencia vascular, la demencia mixta, la demencia por cuerpos de Lewy, la demencia frontotemporal, etc.

Como dijimos, la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia. Se caracteriza por el deterioro de la memoria, el lenguaje, la atención, etc. El daño ocurre de manera progresiva. Generalmente, la primera función afectada es la memoria reciente.

Por ser una enfermedad progresiva los síntomas empeoran con el paso de los años. En sus primeras etapas, la pérdida de memoria es leve, pero en la etapa final se pierden muchas funciones cognitivas.

La mayoría de las personas con Alzheimer son mayores de 65 años. Pero el Alzheimer no es solo una enfermedad de la vejez. La Asociación de Alzheimer señala que aproximadamente 200.000 estadounidenses menores de 65 años tienen enfermedad de Alzheimer de inicio precoz.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Alzheimer?

El síntoma inicial de la enfermedad es la dificultad para recordar información reciente. Pero a medida que la enfermedad avanza se suman problemas de lenguaje; desorientación con el tiempo y el espacio, cambios en los patrones de sueño, cambios en el humor y en el comportamiento, dificultad en la toma de decisiones, problemas en el habla, problemas para reconocer a los seres queridos, y finalmente; incapacidad para tragar alimentos, incapacidad para caminar y para valerse por sí mismo.

¿Cuáles son las señales de alerta?

La Asociación de Alzheimer ha creado esta lista de señales de alerta respecto de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia. Cada persona puede experimentar una o más. Si nota alguna de estas señales en un familiar, se recomienda acudir al médico.

1. Problemas de memoria que dificultan la vida cotidiana: una de las señales más comunes de la enfermedad de Alzheimer en las etapas tempranas es olvidar información reciente.

2. Dificultades para planificar o resolver problemas: pueden aparecer dificultades para seguir una receta de cocina conocida o manejar las cuentas y el dinero. Pueden aparecer problemas para concentrarse y demorar más tiempo en hacer cosas que antes se hacían sin dificultad.

3. Dificultades para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en el tiempo libre.

4. Desorientación en tiempo y espacio: Las personas con enfermedad de Alzheimer pierden la noción del tiempo, se les olvidan las fechas y estaciones del año. Es posible que olviden dónde están y cómo llegaron hasta allí.

5. Dificultades para comprender imágenes visuales y relaciones entre objetos o entre estos y el contexto

6. Problemas para seguir una conversación: suelen empezar a tener dificultades para encontrar las palabras. Pueden nombrar  las cosas por un nombre incorrecto o dando rodeos como llamar al “lápiz” un “palito para escribir”.

7. Colocar objetos fuera de su lugar y olvidar dónde los dejaron: empiezan a perder cosas. Al no recordar dónde colocó el objeto, lo extravía. En ocasiones, es posible que acuse a otras personas de robarle. Esto puede incrementarse con la evolución de la enfermedad.

8. Disminución o falta del buen juicio.

9. Pérdida de interés en el trabajo o en las actividades sociales.

10. Cambios en el humor o la personalidad: el humor y la personalidad de las personas con enfermedad de Alzheimer suelen cambiar. Tal vez se sientan confundidas, deprimidas, temerosas o ansiosas. Se pueden enojar fácilmente en casa, en el trabajo o en otros lugares.

¿Por qué se llama enfermedad de Alzheimer?

En el año 1901 el médico Alois Alzheimer tuvo una paciente en el hospital de Frankfurt, Alemania, que presentaba alteraciones en la memoria para eventos recientes y cambios en su conducta que fueron agravándose. Cuando falleció, el Dr. Alzheimer estudió su cerebro y encontró unas sustancias tóxicas en él, atribuyéndoles la causa de sus síntomas. Años más tarde, el psiquiatra Emil Kraepelin denominaría al cuadro como “enfermedad de Alzheimer”, en honor al médico que la describió por primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *