El miedo al rechazo es  la creencia  irracional de que los demás no lo aceptarán tal como usted es, tal como piensa o tal como actúa. Esta creencia genera un miedo irracional a no ser aceptado tal como uno es, es decir un miedo a ser rechazado por los demás.

Este miedo modifica el comportamiento de quien lo padece y lo lleva a tener una gran precaución en su comportamiento e interacciones con otras personas. Genera un estado mental que lo hace incapaz de hacer o decir cualquier cosa por miedo a la desaprobación de los demás.
Estas personas son muy dependientes de la aprobación  de los demás y muchas veces se auto-censuran para caer bien y esto  inhibe la creatividad, la productividad y la imaginación. Están tan atrapados por la necesidad de aceptación de otras personas que pierden su propia identidad en el proceso. Imitan las maneras en las que otros actúan, visten, hablan, piensan, opinan, y funcionan, perdiendo poco a poco su propia identidad.
El miedo al rechazo es la imposibilidad se aceptarse, de valorarse, de sentirse seguro de sí mismo.

¿Cómo actúan las personas que sienten miedo al rechazo?
 
1)    No se expresan abiertamente ni dejan que los demás sepan como se sienten sobre algo, especialmente si sus opiniones son diferentes.
2)    Les falta el valor para pensar, comportarse, o expresarse de modos diferentes a los de otras personas.
3)    Mantienen ocultos sus verdaderos sentimientos y pensamientos, de manera que es difícil para los demás relacionarse con ellos.
4)    Se sienten confusos en cuanto a su verdadera identidad, ya que se acostumbran a usar  máscaras para complacer a otros.
5)    Huyen de los demás y de los encuentros sociales, en los que no se sienten capaces de ser naturales.
6)    Llegan a ser rígidos, inflexibles y cerrados a un comportamiento distinto. Esto es así incluso si son infelices en el estilo de vida al que se atienen tan rígidamente.
7)    Tienen dificultades para construir vínculos.
8)    Se sienten siempre inseguros.
9)    Los encuentros sociales les provocan un gran nivel de estrés.
10)    Sufren por todo lo que no se animan a decir o a mostrar.
11)    Se desviven por caer bien a todo el mundo.
12)    Nunca dicen sus opiniones abiertamente.
 

Motivos que llevan a una persona a temer el rechazo
 
1)    Tienen un concepto negativo de sí mismos porque nunca se sintieron completamente aceptados sus familias.
2)    Han tenido una experiencia traumática de rechazo; por ejemplo, burlas continuas por algún defecto físico en la niñez.
3)    Han carecido de modelos apropiados en sus vidas que los aceptasen como realmente son.
4)    Se sienten inseguros en su identidad personal, y no tienen confianza en sí mismos.
5)    Nunca aprendieron manejar los conflictos o el desacuerdo.
6)    Han sufrido aislamiento social en su infancia.
7)    Tienen o creen tener  un defecto físico que consideran que los hace poco atractivos
8)    Les han dicho toda su vida que eran personas se segunda clase o diferentes.
9)    Creen que ser o pensar de manera diferente a los demás es un error y un defecto.

Superar el miedo al rechazo
 
Para superar el miedo al rechazo el primer paso es darse cuenta de que usted está padeciendo ese temor. Sólo al ser conciente de que tiene ese problema será capaz de comenzar a resolverlo.
Estas son algunas ideas que podrán ayudarlo con su miedo al rechazo.

1)    Lea este artículo con atención  y piense  si le ocurre algo de lo que ha leído.  
2)     Identifique a las personas cuyo rechazo más teme.
3)    Piense cómo su miedo al rechazo se expresa en su comportamiento hacia los demás.
4)    Trate de ver cómo se comporta usted delante de las personas que le provocan temor al rechazo.
5)    Piense en cómo se comportaría si no sintiera miedo al rechazo.
6)    Imagine cómo sería su vida y sus relaciones si no estuviera tan pendiente de la aprobación de los demás.
7)    Pregúntese: ¿por qué tiene tanto temor a ser rechazado?
8)    ¿Se ha sentido rechazado desde su infancia?
9)    Trate de ubicar a qué le teme.
10)    ¿Tiene miedo a que lo rechacen por su aspecto físico?
11)     ¿O teme que lo rechacen por sus ideas?
12)     ¿Teme que lo rechacen por su religión?
13)    ¿O teme que lo rechacen por su preferencia sexual?
14)     Una vez que ha ubicado las causas y el origen de su miedo al rechazo puede empezar a ponerse a trabajar en su confianza y en su autoestima.
15)     Si no consigue hacerlo solo, es recomendable buscar ayuda profesional.

Frase de la semana
“No temas ni a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo.”

Giacomo Leopardi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.