Embarazada rechazando copa de vino
El consumo de alcohol durante el embarazo puede dañar severamente al bebé. Credit: Archivo

La primera recomendación que se le hace a una mujer embarazada es que no beba alcohol en ningún momento durante su embarazo. También se recomienda fuertemente que una mujer que está buscando tener un hijo suspenda el consumo de alcohol durante el proceso de búsqueda.

¿A qué se debe esta indicación?

Se debe a que el consumo de alcohol durante el embarazo puede dañar severamente al bebé.

Es importante entender que el alcohol en la sangre de la mamá pasa al bebé a través del cordón umbilical y esto le puede ocasionar severos trastornos al pequeño. Estos trastornos son irreversibles y duran para toda la vida.

Entre otras cosas, la ingesta de alcohol durante el embarazo puede causar aborto espontáneo, muerte fetal y discapacidades físicas, intelectuales y del comportamiento para toda la vida de ese niño.

Estas gravísimas consecuencias sobre la salud del niño causadas por el consumo de alcohol durante los meses de gestación tienen un nombre:  Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF).

Cuatro cosas sobre el consumo de alcohol durante el embarazo que debe saber

1)       El consumo de alcohol durante el embarazo suele causar defectos de nacimiento y discapacidades en el bebé. Estas discapacidades durarán toda la vida. Entre otras cosas, el consumo de alcohol puede causar problemas en el aspecto, en el crecimiento, en el aprendizaje y en el comportamiento del bebé. También puede causar defectos de nacimiento en el corazón, el cerebro y otros órganos importantes.

2)       Cualquier cantidad de alcohol que ingiera una embarazada es peligrosa. No hay ninguna cantidad de alcohol que se conozca que una mujer pueda consumir durante el embarazo sin correr riesgo. Todas las bebidas que contienen alcohol pueden afectar al bebé en gestación. El consumo durante el embarazo debe ser cero.

3)       No hay ningún momento en el embarazo en el que se pueda beber sin correr riesgos. El alcohol puede afectar al bebé en cualquier etapa del embarazo. Puede causar problemas en las primeras semanas del embarazo, incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada.

4)       Los trastornos del espectro alcohólico fetal son 100% prevenibles. ¿Cómo? Se pueden prevenir totalmente si la mujer no bebe alcohol durante el embarazo.

¿Qué es el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal?

Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF) es un término que abarca un gran número de afecciones que pueden manifestarse en niños cuyas madres consumieron alcohol durante el embarazo. Entre ellas encontramos:

• El Síndrome alcohólico fetal es el más severo del espectro. Describe a las personas más afectadas por los efectos del alcohol. Pueden tener características faciales anormales, problemas de crecimiento y del sistema nervioso central. También pueden tener problemas de aprendizaje, memoria, atención, comunicación, vista o audición.

• El trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol ocasiona discapacidades intelectuales y problemas de conducta y aprendizaje.

• Defectos de nacimiento relacionados con el alcohol. pueden tener problemas del corazón, los riñones, los huesos o de la audición.

• Trastorno neuroconductual asociado a la exposición prenatal al alcohol ocasiona problemas en tres áreas: 1) Pensar o recordar; 2) problemas de conducta, como fuertes rabietas, problemas del ánimo, y dificultad para concentrarse y 3) problemas con la vida cotidiana, que pueden incluir dificultad para bañarse, vestirse de forma adecuada y jugar con otros niños.

Los CDC han elaborado un listado para conocer algunas características que pueden presentarse en este trastorno:

• Características faciales anormales como, por ejemplo, surco menos marcado entre la nariz y el labio superior (este pliegue se llama filtro o surco subnasal).

• Cabeza de tamaño pequeño.

• Estatura más baja de la estatura promedio.

• Bajo peso corporal.

• Mala coordinación.

• Conducta hiperactiva.

• Dificultad para prestar atención.

• Mala memoria.

• Dificultades en la escuela (especialmente en matemáticas).

• Discapacidades del aprendizaje.

• Retrasos en el habla y el lenguaje.

• Discapacidad intelectual o coeficiente intelectual bajo.

• Capacidad de razonamiento y juicio deficientes.

• Problemas de succión y dificultades para dormir en los bebés.

• Problemas de audición y de visión.

• Problemas del corazón, los riñones o los huesos.

Explican los CDC que: “Los trastornos del espectro alcohólico fetal duran toda la vida. No existe una cura para los trastornos del espectro alcohólico fetal.”

Si usted no quiere que su hijo sufra estas tremendas consecuencias NO consuma alcohol durante su embarazo.

Si está embarazada y no puede controlar el consumo de alcohol busque ayuda con urgencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.