Muchos de los conflictos y peleas que sufren las parejas están causados por los celos. ¿Es normal sentir celos? ¿Es posible hacer algo para contrarrestar el efecto dañino de los celos? ¿Puede una pareja aprender a controlar los celos?

Como dice el refrán: «La diferencia entre una pareja exitosa y una que no lo es, radica en que una de ellas sabe resolver sus conflictos y la otra no.»
Es normal sentir celos, todas las parejas los han sentido alguna vez. Pero para que la pareja funcione y perdure es necesario que encuentre una manera de resolverlos y de lidiar con ellos.
Todos sabemos que si los celos son persistentes, infundados y obsesivos, pueden ocasionar la destrucción completa de la pareja, ya que los celos van erosionando la confianza de la pareja y la libertad de los individuos que la componen.
Si alguno de los miembros de la pareja es excesivamente celoso y eso está provocando discusiones, peleas y malos entendidos, es necesario encarar el problema. Hay que poder hablar de esto con honestidad y buscar soluciones. Los celos desmedidos pueden llevar a situaciones de violencia y de ruptura afectiva, por eso es importante poder manejarlos a tiempo.
Si usted nota que no puede manejar sus celos o los de su pareja es momento de buscar ayuda profesional.

¿Qué son los celos?

Los celos son un sentimiento agudo e incontrolable de temor a perder a la persona amada por la intromisión de un tercero.
¿Quién no ha sentido celos alguna vez? Forman parte de las relaciones humanas y han estado presentes en nuestra vida emocional desde la infancia. El problema empieza cuando perdemos el control sobre ellos y los celos empiezan a controlar nuestros actos.
Es cierto que los celos, de forma controlada y en pequeñas dosis, pueden ayudar a potenciar la relación. Son un aspecto del amor y de la necesidad de ser amados en forma exclusiva por esa persona.
Pero cuando los celos son enfermizos y nublan la razón de quien los padece, traen severos conflictos y es necesario buscar ayuda.
Es sumamente importante diferenciar los celos normales de los patológicos. Los celos patológicos se basan en hechos infundados y, el constante temor a ser abandonados, les lleva a quienes los padecen, a ejercer un continuo control sobre la pareja. Pueden desencadenar hechos de violencia y resultan inmanejables.

¿Por qué somos celosos?
    
1. Falta de confianza en uno mismo: las personas inseguras muchas veces no se sienten merecedoras del amor de su pareja y esto les lleva a desconfiar de la sinceridad y cariño del otro.
Siempre están pensando en que en cualquier momento su pareja puede conocer a alguien más atractivo y tienen miedo a que descubra lo poco que vale en realidad.
2. Experiencias familiares: es probable que una persona que haya presenciado escenas de celos entre sus padres tenga más predisposición a ser celoso que otra cuyos padres se sentían seguros el uno del otro
3. Experiencias vividas: las personas que han sido traicionadas alguna vez por alguien en quien confiaban es más probable que posteriormente desarrollen una personalidad celosa.

¿Cómo controlar los celos?

1. Evite los  pensamientos negativos que hacen que el problema de los celos se agrave e intente sustituirlos por otros de seguridad y confianza.
2. Intente ser objetivo y aprenda a diferenciar entre los hechos reales los que usted supone o imagina.
3. Procure ser más tolerante y dejarle su espacio a tu pareja. Evite ese impulso lo lleva a estar en todo momento controlando a su pareja y preguntándole  qué hace y con quién.
4. Hable de lo que te ocurre con algún amigo de confianza y pídale consejo. Ocultar el sufrimiento y negarlo hace que se potencie cada vez más.
Los puntos de vista de otras personas ayudan a analizar lo que  ocurre de forma objetiva y a encontrar soluciones.
5. Reflexione sobre lo que le ocurre. Aclarare sus ideas. Una vez detectado el problema procure poner todos los medios a su alcance para solucionarlos.
6. Hable claramente con su pareja de lo que le ocurre. Explíquele lo que siente y por qué lo siente.
7.  Profundice la comunicación con su pareja. Trate de mantener un diálogo sincero. Hable de sus emociones.
8. Aprenda a escuchar a su pareja.

Cuestionario

Haga este pequeño test para comprobar si realmente los celos son un problema en su vida:

1)    ¿Se ve obligado a controlar el más mínimo movimiento de su pareja?
2)    ¿Muy a menudo se siente indignado/a ante su manera de vestir o de actuar?
3)    ¿Los amigos de su pareja cada vez le simpatizan menos?
4)    ¿Se cree mejor conocedor de los sentimientos de su pareja que ella misma?
5)    ¿Desconfía de todo lo que le dice su pareja?

Si la respuesta a casi todas las preguntas anteriores  ha sido un sí, sin ninguna duda, necesita  aprender a controlar sus celos.

Frase de la semana

“En los celos hay más amor propio que amor.”
François de la Rochefoucauld

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *