Los ronquidos: un problema mayor
Credit: Qué Pasa CanStockPhoto

Los ronquidos son verdaderamente molestos, tanto para el que los padece como para el que comparte la cama con un roncador.

Pero además de ser molestos pueden interferir en la calidad de vida de la persona, y en algunos casos, pueden ser un indicador de un problema de salud que debe ser tratado por un profesional.

Algunos expertos afirman que aproximadamente un 45% de la población ronca ocasionalmente, mientras que un 25% lo hacen de manera habitual.

Otras estadísticas dicen que dos de cada tres varones y una de cada tres mujeres roncan de forma habitual.

¿En qué porcentaje está usted?

¿Le ha pasado que las personas se quejen por sus ronquidos? ¿Es o ha sido un tema de discusión con su pareja? ¿En general nadie quiere dormir con usted por sus ronquidos?

De este modo, el hecho de roncar con frecuencia puede afectar las relaciones, la calidad de vida y el descanso. Si bien no se trata de un problema grave, es un problema mayor porque afecta fuertemente el bienestar de las personas.

Son muchas las causas que pueden estar ocasionando los ronquidos. Lo importante es tratar de saber a qué se deben y buscar una solución.

¿Por qué roncamos?

El profesor Richard K. Bogan explica: “Los ronquidos ocurren cuando los músculos de la garganta, que se utilizan para hablar y tragar, se relajan durante el sueño”.

De este modo, al dormir los tejidos blandos se relajan al igual que el resto del cuerpo y, con el pasaje del aire comienzan a vibrar causando los ronquidos.

La National Sleep Foundation explica que cualquier situación que cause un estrechamiento de las vías respiratorias puede provocar ronquidos.

Algunas causas frecuentes de los ronquidos son:

  • Mayor consumo de alcohol. El hecho de beber alcohol antes de acostarse puede relajar demasiado los músculos de la garganta, aumentando las posibilidades de roncar.
  • Estar con un resfriado, congestión nasal, o con alergia respiratoria también puede ocasionar ronquidos.
  • Sobrepeso. Las personas con sobrepeso también pueden tener vías respiratorias estrechadas y, por lo tanto, generar ronquidos al dormir.
  • La postura al dormir.  Dormir boca arriba puede ser un factor que cause ronquidos.
  • Falta de sueño. Estar excesivamente cansado puede hacer que las vías respiratorias se relajen más profundamente causando los sonidos del ronquido.
  • El envejecimiento. A medida que se envejece los músculos de la garganta y de la lengua se debilitan y es más probable que haya ronquidos al dormir.
  • Estar tomando medicamentos que relajan los músculos, por ejemplo, los sedantes.
  • Embarazo. Las embarazadas pueden ser propensas a roncar hacia el final del embarazo.
  • Problemas nasales. Un tabique nasal torcido o un tabique desviado también puede causar ronquidos.

¿Qué puedes hacer si eres roncador?

La primera indicación es tratar de hacer algunos cambios en el estilo de vida.

Una buena medida es evitar tomar alcohol por las noches y ver si eso funciona para terminar con los ronquidos.

También es recomendable bajar de peso si tiene exceso de peso, especialmente en el área del cuello. Perder peso permitirá que sus vías respiratorias se abran más y podrá respirar mejor y sin ronquidos durante la noche.

Si la causa de los ronquidos es postural, lo indicado es cambiar de posición para dormir. Se recomienda no dormir boca arriba.  También puede intentar levantar la cabeza sobre una almohada y ver si de ese modo mejora la situación.

Si ninguno de estos cambios funciona o si los ronquidos se vuelven más fuertes o frecuentes, es momento de hacer una consulta con el médico. Existen tratamientos disponibles que podrán ayudarlo a solucionar este problema.

Los ronquidos y la Apnea Obstructiva del Sueño

Los ronquidos pueden estar relacionados con un trastorno del sueño llamado apnea obstructiva del sueño (AOS).

Este tipo de apnea ocurre cuando los músculos de la garganta se relajan y bloquean las vías respiratorias durante el sueño.

Es importante aclarar que no todas las personas que roncan tienen apnea obstructiva del sueño.

Debe consultar al médico para una evaluación de apnea si el ronquido está acompañado de algunos de los siguientes síntomas:

  • Pausas de respiración presenciadas durante el sueño
  • Sueño inquieto.
  • Dolor en el pecho.
  • Jadeo o asfixia por la noche.
  • Problemas de memoria.
  • Somnolencia excesiva durante el día.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dolores de cabeza por la mañana.
  • Dolor de garganta al despertar.
  • Presión arterial alta
  • Ronquidos extremadamente fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *