Frase de la semana
Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber. ” Albert Einstein

Tener una buena educación es una herramienta  que facilita la forma de enfrentar la vida. En el mundo contemporáneo cada vez más, el acceso al empleo depende de la educación que se tenga. Todos los padres quieren para sus hijos lo mejor. Entre esas cosas está la educación.

Darles una buena educación escolar y, si se puede, universitaria, es darles un valioso recurso para el futuro. Muchos padres lo saben y se esfuerzan para que sus hijos tengan la posibilidad de estudiar. Una posibilidad que quizás ellos mismos no tuvieron.

¿Cómo inculcarles a los hijos el valor de la educación? ¿Cómo ayudarlos a transitar el largo recorrido de la escolaridad? ¿Cómo acompañarlos y guiarlos hacia la meta?

En un artículo de reciente aparición en el periódico “La Vanguardia”, profesores y psicólogos explican cuáles son las 10  conductas de los padres que entorpecen la educación escolar de los chicos. Vamos a transcribir a continuación una síntesis de ese decálogo.

10  conductas de los padres que entorpecen la educación escolar de sus hijos

1.  Estudiar con ellos. Ser padre y maestro a la vez crea conflictos y dependencia. Es necesario entender que los deberes son del niño, no de la familia. El deber de la familia es que el niño tenga espacio y tiempo para hacer sus tareas. 

2. Resolvérselo todo.  Los expertos explican que los chicos deben aprender a organizarse y a resolver sus problemas. Si los padres les resuelven todo “con tal de que estudien”, no maduran ni aprenden a ser autónomos.

3.  Focalizar todo en el estudio. Hacer de la formación el eje de la vida familiar daña la relación. Los educadores aseguran que una frase muy reiterada de los estudiantes es “a mis padres sólo les interesa si estudio, lo demás no les importa nada”.

4.Querer genios. Los maestros explican que una práctica muy habitual en las familias es la de sobreestimular a los niños. Esa sobreestimulación no influye en una evolución cognitiva, y a menudo tiene efectos contraproducentes como problemas de atención o de falta de concentración.

5.Premiar las notas. Las notas no se deben ni premiar ni castigar. Hay que elogiarlas, aplaudirlas, o analizar si es necesario dedicar más tiempo a estudiar. Los premios pueden causar una doble frustración: si el niño no triunfa a pesar de la recompensa prometida, su sensación de fracaso es doble: además de no alcanzar su meta escolar, se queda sin regalo.

6.Disfrazar la vagancia.  Otra conducta recurrente que observan los educadores es la tendencia de los padres a buscar trastornos neurológicos detrás de los fracasos escolares de sus hijos. Esta actitud tiene que ver con la actitud sobre protectora de muchos padres.

7. Ejercer de detectives. Hay padres que rastrean los deberes, trabajos, las fechas de exámenes o los comentarios de sus hijos en clase a través de la agenda escolar, las redes sociales o implicando  a los padres de otros niños. Lo único que se logra con esa conducta es un agujero de desconfianza y no resuelve nada.

8. Usar el estudio como castigo. “Castigado a hacer los deberes” o “hasta que no termines de leer no hay televisión” son frases que utilizan algunos padres. Los expertos aseguran que el tiempo de estudio debería ser un tiempo de tranquilidad y sosiego, no de regaño. El objetivo es ayudar a los niños a descubrir el placer de la lectura o del aprendizaje, y eso no se consigue si se plantean las tareas escolares como un castigo.

9. Proyectarse en los hijos.  Los psicólogos consideran que en muchas familias pesan más las expectativas que tienen los padres sobre los estudios de los hijos que las preferencias o capacidades de éstos. Muchos son orientados a estudiar les gusta a sus progenitores.

10. No respetar la línea escolar.  Muchos padres piensan que el modelo y los métodos educativos que les sirvieron a ellos les servirán a sus hijos, pero la escuela cambió mucho y los niños también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *