Tienen entre 7 y 11 años. Hacen vida de chicos, pero tienen gestos de adolescentes que desconciertan a sus padres. Son los “mini adolescentes”. Tienen argumentos para todo, están sobre informados y sobrestimulados, suelen manejar mucho mejor las nuevas tecnologías que sus propios padres. En muchos casos los padres los consultan a ellos para bajar una aplicación o para configurar el teléfono. Son rapidísimos, saben hacer absolutamente todo, y están dispuestos a discutir hasta el cansancio si algo no les parece justo.

El desafío para los padres es cómo ponerles límites, no perder autoridad frente a ellos, y hacer que aprendan a acatar normas de convivencia social y familiar.
Según los especialistas los cambios socio – culturales han provocado una aceleración en los tiempos de crecimiento. Nos enfrentamos a una generación de niños que suelen tener un inicio temprano de ciertas conductas adolescentes. Es por eso que vemos actitudes adolescentes de rebeldía en niños de 7 años.
Van a la escuela, miran televisión, practican algún deporte, prueban con clases de danzas o de música o de pintura, participan de redes sociales, se informan en internet, están al tanto de las últimas novedades tecnológicas, conocen las últimas tendencias, son expertos en juegos y van mucho más rápido que los adultos.

Son niños, pero ya tienen mañas de adolescentes que se manifiestan a través de la irreverencia, la incapacidad de negociar y ofenderse con gran facilidad ante la palabra de los adultos.

Como dijimos, a pesar de su corta edad son expertos en tecnología, “escriben” más rápido de lo que hablan, les dan clases a sus padres y muchas veces son ellos los que deciden las compras en el hogar.

Los padres están desconcertados. No saben cómo manejarse con estos niños que se mueven en el mundo a una velocidad inalcanzable y que parecen expertos en todo. 

En general, se trata de niños que empezaron a ir a la escuela desde los dos años y desarrollaron libertad y carácter.

Son autónomos y no les gusta que les digan lo que tienen que hacer, ni cómo vestirse, ni qué pensar.
Para muchos psicólogos se trata de una autonomía anticipada.

¿Qué es una autonomía anticipada?
Significa otorgarles permisos y opciones para decidir sobre cuestiones para las que aún no están preparados. Muchos padres actúan así con los niños, permitiéndoles decidir sobre temas para los que los niños no están preparados. Luego los chicos, se acostumbran a esto y pretenden ejercer autonomía sobre otros asuntos, más complejos, luego, creen que no deben informar nada y que tampoco les corresponde pedir permiso. En ese momento nos encontramos con niños fuera de control, que no aceptan la autoridad de os adultos.

Para algunos psicólogos estos mini adolescentes son chicos desafiantes porque perciben en sus padres que el ejercicio de la autoridad está debilitado. Son los padres los que han dejado de ejercer la autoridad y le han dado al niño un nivel de decisión y de autonomía que no corresponde a su edad.

No es fácil para los padres acompañar este momento del desarrollo de sus hijos. Pero es fundamental que no pierdan autoridad y que mantengan el rol de guía y protección que sus hijos necesitan.

Dichos de mini adolescentes
“Papá, por favor, déjame tranquila. Yo quiero aprender de mis errores”. (7 años)
“Má, no necesito que me ayudes. Sé todo lo que tengo que saber para mi edad”. (8 años)
“Decidí que esta noche me quedo a dormir en lo de Mariano. Avísale a mamá que pase a buscarme mañana al mediodía”. (7 años)
“No necesito que me expliques nada. Ya lo busqué en internet.” (8 años)
“Gracias mami, pero prefiero tomar mis propias decisiones.” (7 años)
“Entiendo papi, pero lo que planteas es antiguo, ya no sirve.” (9 años)
“Te cuesta entender porque naciste en otra época”. (8 años)
“No te hagas problema. Te lo vuelvo a explicar.” (7 años, explicándole al padre una aplicación del teléfono.)
“Necesito tomar mis propias decisiones, es injusto que me digas lo que tengo que hacer.” (7 años)
“¿Cómo me vas a aconsejar si ni siquiera sabes usar el teléfono? No te acuerdas que tuve que instalártelo yo?” (8 años)

Frase de la semana

«Nuestra madurez es fruto de lo que hemos recibido en la adolescencia»
Gnecco Laborde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *