Adicción a la comida es un término contemporáneo usado para describir un trastorno patológico; el deseo compulsivo por el consumo de comida.

Tras estudiar la química cerebral y los procesos psicológicos de las personas con sobrepeso, se ha encontrado que, en muchos casos, son muy similares a los de una persona con adicción a las drogas, al sexo o al juego.

Nos dicen los expertos que la adicción a la comida existe y es una de las causas de los fracasos en las dietas, los atracones, del acto de comer de manera compulsiva.

Según un estudio de un grupo de académicos de la Universidad de Georgia, el mismo tipo de conductas impulsivas que llevan a algunas personas a abusar del alcohol y otros tipos de drogas también puede influir en el desarrollo de obesidad,

En un seguimiento a 233 personas y demostró que quienes son más impulsivos registran niveles más altos de adicción a la comida

La adición a la comida, como cualquier otra adicción, es una pérdida de control. El individuo entiende que su manera de comer es dañina, pero continúa con el comportamiento destructivo. El fenómeno de la adicción a la comida es tanto psicológico como fisiológico.

Por supuesto, que a alguien le guste comer de más no significa que tenga una adicción.  
La comida se vuelve una adicción cuando la persona tiene un alto nivel de dependencia, no puede controlar su impulso a comer en exceso y se convierte así en una conducta autodestructiva.

Algunas características de la adicción a la comida

•    Comer en secreto: Las personas con adicción a la comida ocultan lo que comen, se levantan a mitad de la noche para darse atracones y suelen comer muy poco o casi nada cuando están frente a otros. Generalmente se sienten avergonzados por su conducta y eso los lleva a ocultarse para comer. Algunos suelen esconder dulces y chocolates en los cajones para comerlos a escondidas de los demás.
•    Conducta autodestructiva: Este tipo de conductas hace daño tanto a nivel físico por todas las consecuencias que trae el sobrepeso. Y a nivel psicológico ya que ocasiona enormes sentimientos de culpa y de vergüenza, sumado a la pérdida de la autoestima.
•    Aislamiento: La persona con esta adicción suele aislarse, ya que se siente avergonzada por no poder controlar su compulsión a comer. Puede llevar a romper vínculos, y a deteriorar su mundo laboral, familiar y social.
•    Fuera de control: A pesar de que las personas con adicción a la comida intentan contenerse, les resulta imposible. Sienten que no pueden controlar su compulsión a comer  a pesar de todos los trastornos que les ocasiona.
•    Recaídas: Las personas con esta adicción pasan por fases en las que intentan controlar lo que comen hasta que abandonan la dieta y vuelven a comer en exceso. Esto les hace sentir que fracasan una y otra vez en su intento de controlar lo que comen.  
•    Obsesión por la comida y el peso: Los adictos a la comida piensan continuamente en su problema, qué hacer para evitarlo, qué comer y qué no. Suelen consultar paginas de nutrición, buscan nuevas dietas, se pasan el día planeando sus próximas comidas. La comida se convierte así en el tema central de sus vidas. Todo gira alrededor de la comida.
•    Baja autoestima: Las personas con esta adicción una nivel de autoestima muy bajo. Se sienten avergonzados de sí mismos y de su cuerpo. Se critican constantemente. Se rechazan y tienen muchas dificultades para relacionarse con los demás. Suelen estar invadidos por sentimientos de vergüenza, culpa y remordimientos.

Las principales características de una adicción son:

•    Sentimos que no tenemos la fuerza de voluntad necesaria para poder controlarla o eliminarla.
•    Es una parte importante en nuestra vida, a pesar de los problemas que nos puede causar.
•    Dependemos de ella para sentirnos mejor.
•    Ocupa una parte importante de nuestros pensamientos y/o de nuestro tiempo.
•    Se dejan de hacer otras actividades, para planearla o para llevarla a cabo.
•    Afecta nuestro cuerpo, nuestras relaciones, trabajo o forma de vida.
•    Nos causa angustia cuando decidimos terminar con ella.
•    Cuando no la controlamos, nos provoca culpa y daña nuestra autoestima.

Algunas de las principales causas de la adicción a la comida

•    Poca tolerancia a la frustración.
•    Pocas habilidades para resolver los problemas.
•    Un mal manejo emocional.
•    Impulsividad.
•    Una vida insatisfactoria o sin sentido.
•    Baja autoestima.
•    No aceptación de uno mismo.

Frase de la semana

La adicción nunca debería ser tratada como un delito. Debe ser abordada como un problema de salud.

Ralph Nader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *