El Día de San Valentín es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX. Es el día en la que las parejas de enamorados expresan su amor mutuamente.

Se celebra el 14 de febrero, onomástico de San Valentín. En algunos países se conoce como Día de los Enamorados y en otros como Día del Amor y la Amistad.

Cuenta la historia que  hacia 1840, Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín, conocidas como «valentines», con símbolos como la forma del corazón o de Cupido.  Esta costumbre se ha mantenido a lo largo de los años y sigue siendo una tradición.

También es tradición  regalar rosas o chocolates a aquellas personas a las que se tiene un especial afecto.
San Valentín es una época fantástica para demostrar a los seres queridos el amor y el afecto.

Lo cierto es que no solo puede querer a su pareja, sino también, a sus amigos, a su familia, a sus compañeros de trabajo o de estudio. Cualquier persona puede tener a alguien a quien felicitar en el día de San Valentín y desearle que tenga un día especial.

Consejos para hacer un regalo en San Valentín

1. Piense en los gustos del que lo va a recibir. Muchas veces las personas piensan más en aquello que les gusta a ellas mismas que al otro. Es clave en esta fecha pensar en algo que realmente le gusta al otro.
2. Piense en los detalles. Algo sencillo, pero sentido, puede causar más impacto que un regalo no pensado.
4. Los regalos también pueden ser un plan de ocio. Invitar a una salida especial, puede ser un gran regalo y el anticipo de una noche romántica.
5. Piense en algo que exprese el amor que siente por el otro.
Celebrar y pensar

Es esta también una buena fecha para pensar y para mejorar la relación de pareja. Hay muchas cosas que se pueden cambiar y organizar de otra forma para que el amor no se deteriore.
Dos personas que arman una vida en común tienen que poder sortear muchos obstáculos. Es necesario estar atento y no dejar que los enemigos del amor destruyan la relación.
Algunos enemigos del amor son…

La rutina
Una de las claves para que la pareja prospere es no permitir que la rutina apague el amor.
Con el paso de los años las relaciones cambian y con ello la forma en que se manifiesta el cariño. No son necesarias grandes demostraciones, a menudo son suficientes pequeños detalles para mantener viva la llama del amor como, por ejemplo, una llamada, una sonrisa, una mirada cómplice o un abrazo inesperado.

No  permita que la monotonía se adueñe de su vida y de su relación de pareja. Improvise, mantenga la curiosidad por el otro, busque y proponga cosas nuevas.

La incomunicación:
Otro de los enemigos que suele acechar a la pareja es la incomunicación. Es importante mantener el diálogo y el interés por el otro. Poder hablar y poder escuchar. Entenderse y aceptar las diferencias sin enojos.

La incomunicación destruye la intimidad emocional y sexual de la pareja. Provoca alejamiento, distancia y frialdad.

Los celos
Todas las personas sienten en cierta medida como los celos les invaden alguna vez, sobre todo aquellas que son más inseguras y tienen una baja autoestima. El problema es cuando esos sentimientos negativos se convierten en una obsesión pudiendo llegar a provocar la ruptura de la pareja.
 Dejar espacio a la pareja es saludable. Hay que fomentar la vida personal de cada uno. Y no olvidar que la confianza es la base de una relación sana.

Las relaciones absorbentes
Muchas personas creen que una relación de pareja significa pasar todo el tiempo con la otra persona y no tiene por qué ser así.

La vida social y personal de cada uno por separado es importante y enriquece la relación. Es importante poder entender que en la pareja se comparten muchísimas cosas y situaciones, pero que es necesario que cada uno cuide también sus intereses y gustos personales.

Frase de la semana

“Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo?”

Fernando Pessoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *