A medida que las noticias sobre el coronavirus avanzan y aumenta la preocupación, hay que saber que cuidar la salud mental es tan importante como cuidar la salud física.

El COVID-19 transformó al mundo externo en amenazante. Aislamiento social, cuarentena, quedarse en casa son las únicas herramientas que tenemos para defendernos.

No es fácil mantener la estabilidad emocional y anímica en esta circunstancia. Esta situación puede provocar sensaciones de desamparo, desesperanza, impotencia, sensación  de soledad e incertidumbre.

Estos cambios anímicos son normales en este momento. Lo importante es saber qué hacer con lo que nos pasa y buscar herramientas para sostener la estabilidad emocional y psicológica.

Frente a esta situación usted puede experimentar:

  • Irritabilidad
  • Cambios bruscos en el humor
  • Ansiedad
  • Hiperactividad
  • Dificultades para conciliar el sueño y descansar
  • Enojo
  • Miedo
  • Preocupación constante
  • Desesperanza
  • Angustia
  • Falta de concentración
  • Depresión

 

Algunas recomendaciones para atravesar esta situación

 

Con usted

  • Tenga en cuenta que esta situación es TRANSITORIA. Recuerde que en algún momento podrá retomar su vida habitual.
  • No tenga miedo de reconocer y expresar los sentimientos que le genera esta situación. Hablar de lo que nos pasa siempre ayuda.
  • Sea colaborativo y solidario. Ocuparse de otras personas también puede ayudarlo a usted, ya sea con personas que están cerca o con amigos/vecino/comunidad a distancia.
  • Cuídese y cuide a los demás siendo cuidadoso con la higiene, el lavado de manos y el seguimiento de las indicaciones sanitarias.
  • Arme una rutina diaria que  fortalezca su bienestar, su estado de ánimo y su salud mental.
  • Hacer ejercicio y actividad física –aunque  sea en espacios reducidos- puede ayudarlo a relajarse y tendrá un impacto positivo en sus pensamientos y sentimientos

 

Con los niños

  • Tómese un tiempo para hablar con los niños sobre la situación.
  • Es importante ayudar a los niños y niñas a sobrellevar esta situación. Responda sus preguntas y comparta datos sobre COVID-19 de una manera que ellos puedan entender.
  • Responda a las reacciones del niño/a de manera paciente. Escuche sus inquietudes y bríndele atención y apoyo.
  • Trasmítale seguridad y recuérdele que esta situación es transitoria. Hágale saber que es natural que se sienta molesto o enojado.
  • Ayude a los niños a expresar sus sentimientos, escúchelos con calma y transmítales seguridad.
  • Mantenga la rutina de los niños tanto como sea posible. Respetar los horarios de dormir, de levantarse y de las comidas es fundamental para los pequeños. Eso les da seguridad y los tranquiliza.
  • Acompañe a los niños en sus tareas y especialmente anímelos a que sigan jugando, divirtiéndose y que no pierdan la alegría infantil.

 

Con los demás

  1. Si en la familia hay adultos mayores es muy importante mantener el contacto telefónico para brindarles apoyo emocional y para ayudarlos a comprender la información en forma clara.
  2. Recuerde que a pesar del aislamiento preventivo la conexión con los demás es una forma de mitigar el estrés y aliviar la angustia.
  3. Mantenga el contacto telefónico o virtual  con sus amigos y familiares, esto puede aliviar el estrés.
  4. Hablar con los otros sobre sus preocupaciones y sentimientos puede ayudarlo a encontrar formas de atravesar este momento. Recibir apoyo y atención de otros puede brindar una sensación de alivio.
  5. Ayudar a otras personas beneficia tanto a la persona que recibe apoyo como a usted.

Con la información

  1. Evite la exposición excesiva a las noticias.
  2. Manténgase informado especialmente para tomar medidas prácticas, saber cómo cuidarse y cómo cuidar a los demás.
  3. Trate de actualizar su información una o dos veces al día en un mismo horario. El flujo repentino y constante de noticias puede hacer que se sienta preocupado y le cause un aumento de la ansiedad.
  4. Es importante manejarse siempre en base a información oficial y chequeada.
  5. Busque información precisa de fuentes confiables.

Tenga presente que esta no es una carrera de velocidad, es una maratón a largo plazo. Hay que organizarse y adaptarse a un nuevo orden. Es necesario ser flexibles y poder hacer los cambios necesarios para sobrellevar la crisis del Coronavirus sin perder el equilibrio mental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *