Joven comprando drogas
Son muchos los motivos que llevan a un adolescente a hacer un uso abusivo del alcohol o de otras drogas. Credit: Archivo

La adolescencia es una etapa de gran fragilidad psicológica y emocional. Son muchos los riesgos que se presentan en ese periodo. Para atravesar esa etapa de una manera segura los adolescentes necesitan una buena contención familiar,

La necesidad de experimentar cosas nuevas, la búsqueda de una identidad propia que los diferencie de la familia, la búsqueda de nuevos grupos de pertenencia, pueden llevar a que el adolescente cometa excesos en el consumo de alcohol o de otras drogas.

Lamentablemente, esto no es un juego y el uso y el abuso de drogas legales o ilegales puede traer gravísimas consecuencias para la vida del adolescente.

Son muchos los motivos que llevan a un adolescente a hacer un uso abusivo del alcohol o de otras drogas. Normalmente, el primer consumo suele ocurrir cuando hay sustancias de fácil acceso.

Luego, el uso continuado puede ocurrir debido a las inseguridades propias de esa edad. También influye el hecho de que los adolescentes suelen sentirse indestructibles y no comprenden las consecuencias de sus acciones, eso los conduce a tomar riesgos.

Por supuesto los riesgos de tener un consumo problemático son distintos en cada adolescente. Pero hay algunos factores que pueden influir.

Los factores de riesgo más comunes incluyen:

1. Que haya un consumo problemático en la familia.

2. Estar atravesando algún momento especial como depresión, ansiedad o padecer trastorno por déficit de atención.

3. Haber vivido eventos traumáticos, como haber sido víctima de abuso.

4. Tener baja autoestima e inseguridad social.

Consecuencias del abuso de drogas en adolescentes

El abuso de drogas no es un juego y las consecuencias pueden ser graves e irreversibles. El consumo problemático de drogas y alcohol pone en riesgo la calidad de vida presente y futura del adolescente. 

Debido al consumo problemático puede:

• Desarrollar una adicción o drogodependencia.

• Tener actividad sexual de riesgo que puede ocasionar enfermedades, situaciones de violencia y embarazo no planeado.

• Tener otros trastornos de salud mental como la depresión y la ansiedad.

• Tener accidentes graves de diversa índole.

• Tener accidentes al conducir. Conducir bajo el efecto de cualquier droga puede poner en peligro al conductor, a los pasajeros y a otras personas en la carretera.

• Tener problemas o abandonar del estudio.

• Perder el proyecto de vida.

• Tener una sobredosis.

• Exponerse a situaciones de violencia.

Cómo prevenir el consumo de drogas

La prevención es el factor clave. Para orientar a los adolescentes en esta etapa el rol de los padres es fundamental. Es necesario que los padres puedan tener una comunicación abierta y sin prejuicios para que los hijos puedan confiar en ellos. Pero ¿cómo hacerlo?

• Para hablar de un tema importante elija los momentos en los que sea poco probable que los interrumpan.

• No tenga una conversación seria si está enojado o no está preparado para responder preguntas.

• Escuche el punto de vista del adolescente.

• Evite los sermones.

• Explíquele al adolescente que puede ser honesto. Es importante que su hijo confía en usted para que pueda hablarle de lo que vive.

• Evite las tácticas de intimidación.

• Sea abierto en el diálogo, pero firme al explicar las graves consecuencias del abuso de drogas.

• Piensen juntos en maneras de rechazar ofertas de drogas, si es que alguien se las ofrece.

Otras estrategias que puede implementar son:

• Conozca las actividades e intereses de su hijo adolescente. Trate de fomentar aquellas que a su hijo lo entusiasmen. Deportes, hobbies, intereses, etc.

• Establezca reglas claras dentro de la familia y establezca consecuencias acordes si sus hijos las rompen.

• Conozca a los amigos de su hijo.

• No se descuide. Lleve un registro de los medicamentos recetados y de venta libre que hay en su casa.

• Muéstrele su apoyo. Trate de establecer un vínculo fuerte que pueda amoldarse al crecimiento de su hijo adolescente.

• Lo más importante: de un buen ejemplo. Si consume alcohol, hágalo con moderación y sin cometer nunca excesos. Use los medicamentos recetados siempre según las indicaciones de su médico.  Y, por supuesto, no consuma drogas ilegales.

Signos de advertencia de abuso de drogas en adolescentes

Para prevenir el abuso de drogas es fundamental estar atento a las primeras señales de que algo distinto está pasando. El uso de sustancias causa muchos cambios en el comportamiento, en el carácter, en la personalidad y en los hábitos. Estos cambios son visibles y son las señales que los padres deben reconocer para poder cuidar a su hijo.

Algunas de estas señales pueden ser:

• Cambios repentinos o drásticos en las amistades

• Cambios en los hábitos alimenticios como estar inapetente.

• Cambios en los patrones de sueño como no dormir de noche, estar insomne, dormir a deshoras, etc.

• Cambios llamativos en la apariencia física.

• Cambios bruscos en el rendimiento escolar.

• Falta de interés general en las actividades que antes le gustaban.

• Cambios inexplicables de carácter.

• Violencia.

• Aislamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.