Los seres humanos necesitan amar y ser amados. La mayoría desea enamorarse y construir una pareja sólida, basada en el amor. Pero no suele resultar sencillo. Gran parte de los sufrimientos humanos se deben a los conflictos en el amor.
¿Por qué resulta tan difícil relacionarse? ¿Por qué muchas parejas fracasan y no pueden sostener una relación sana? ¿Por qué tantas veces el amor termina en una guerra?

La verdad es que  las personas se atraen por muchos tipos de razones. Y esas razones no siempre son las mejores o las más convenientes. Lamentablemente muchas veces resultan atractivas características del otro que a la larga pueden convertirse en un problema.
A la hora de armar una pareja es importante saber qué es aquello que la vuelve atractiva e interesante. ¿Son sus rasgos positivos o sus rasgos negativos los que le resultan atractivos? No siempre lo que atrae es lo mejor. Una cosa es una atracción fugaz, y otra muy distinta es establecer un vínculo duradero y que dé bienestar.
Para establecer una buena pareja es recomendable no dejarse llevar solamente por la pasión. Hay que evaluar cómo es el otro; observar su carácter, su personalidad, sus valores y sus relaciones con otras personas.
Diferentes personas tienen creencias diferentes acerca de las relaciones. Es también importante darse tiempo para saber qué piensa el otro, cómo siente, qué espera de una relación.

Amor, sexo y pareja

El compromiso, el amor y el sexo son tres fuerzas importantes y fundamentales en toda relación de pareja. Lograr integrar estas tres fuerzas no es simple. Muchas relaciones fracasan porque falla alguno de estos elementos.
Al principio de una relación, la atracción y el placer en el sexo se pueden confundir con amor. Pero el amor requiere profundizar en los sentimientos y poder sostenerse una vez que el período del enamoramiento decline.
Puede haber buen sexo sin amor. Puede haber sexo con amor, pero miedo al compromiso. Para que la pareja funcione es recomendable cuidar y construir todos sus componentes.
Cada uno tiene diferentes concepciones de qué es y cómo llevar a la práctica el compromiso, el amor y el sexo por eso surgen continuas tensiones en las relaciones de pareja.  Es importante hablar de estos temas con su pareja. Hablar de sexo, hablar de qué es el compromiso para cada uno, hablar de los sentimientos. Hablar de lo que sienten. Hablar de lo que quieren. Hablar de lo que les da miedo.
El sexo puede ser fácil. La intimidad es difícil. La intimidad emocional requiere honestidad, franqueza, apertura, confianza y compromiso.
Hacer funcionar una pareja requiere hablar de todo esto. Requiere aprender a unir el placer sexual, el amor y el compromiso.

Consejos para la pareja

1.    Exprese sus necesidades. Una relación no es un juego de adivinanzas. Su pareja no puede leer su mente. Muchas personas, tanto hombres como mujeres, temen decir cuáles son sus necesidades y esperan que el otro las adivine. El resultado es decepción por no conseguir lo que desean y enojo hacia su pareja por no satisfacer sus necesidades.
2.    Aprenda a respetar y a manejar las diferencias; es la clave del éxito en una relación.
3.    Los desacuerdos no hunden las relaciones. Los insultos sí.
4.    Solucione los problemas conforme se presentan. No acumule resentimientos.
5.    Aprenda a negociar. Las relaciones actuales ya no se basan en los roles establecidos por la sociedad. Las parejas crean sus propios roles, de modo que cada acto requiere la negociación. Debido a que las necesidades de las personas son fluidas y cambian con el tiempo, y las demandas de la vida cambian también, las buenas relaciones se negocian y renegociaron continuamente.
6.     Escuche. Escuche atentamente las preocupaciones y quejas de su pareja sin juzgar ni enojarse. Trate de entender lo que el otro le dice. El diálogo abierto y sincero es crucial para la pareja.
7.    Recuerde que el objetivo de un diálogo o de una discusión es llegar a un acuerdo.
8.    No discuta con el objetivo de ganar o de imponer su punto de vista. Discuta para entender al otro y hacerse entender.
9.    Cuide la proximidad emocional. Esta cercanía no ocurre por sí misma, hay que crearla y sostenerla.
10.    Aprenda a pedir perdón si se ha equivocado. La buena disposición para hacer las paces después de una discusión es central para una unión feliz.
11.     Mantenga su autoestima y auto-respeto.
12.    Nunca recurra a la violencia física o verbal.
13.    Aprenda a discutir sin violencia. No descargue su ira en su pareja.  
14.    Comparta las responsabilidades.
15.    Mantenga la espontaneidad y la frescura. Sorprenda a su pareja y déjese sorprender por ella.
16.     Acepte que todas las relaciones tienen sus altos y sus bajos. Ninguna relación es perfecta en todo momento. Trabajar juntos en los tiempos duros hará que la relación sea más fuerte.
17.     Entienda que el amor es un sentimiento que fluye. No es algo estancado. Dependerá de ustedes lo que ocurra con ese amor que ahora siente.

Frase de la semana
“Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta.”
Sam Keen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *