¿Cómo empezar el año sin estrés?
Credit: Qué Pasa CanStockPhoto

El estrés es un estado de tensión emocional y física. Sabemos que el estrés es un
sentimiento normal que ocurre cuando las demandas externas o internas superan la
capacidad de respuesta de las personas.

Así, muchas situaciones en la vida nos sobrecargan y hacen que la tensión aumente.
Podríamos decir que es casi inevitable que así ocurra. Sin embargo, la cuestión es
aprender a gestionar el nivel de estrés para que no afecte el bienestar de cada uno.

Una de las claves para empezar manejar el estrés es ubicar cuáles son los aspectos de
nuestra vida que nos están superando. Son muchas las áreas que pueden generar
estrés. Aprender a reconocerlas permitirá encontrar estrategias para que no pase a
niveles alarmantes.

Algunas fuentes de estrés

El trabajo: es muy común sentirse estresado en el trabajo en algún momento debido a
diferentes factores.
Algunas de las razones por las que el trabajo puede causar estrés son las siguientes:

1) Tipo de jefe: si tiene un jefe con el que no es fácil trabajar, esto puede causarle
estrés a usted. Si es jefe no es empático, no puede comprender las necesidades de los
empleados, no se puede hablar con él puede generar mucho estrés.

2) Los clientes: si hay lidiar con clientes difíciles, no es fácil. Especialmente porque
estas personas están pagando por un servicio o un producto, y hay que mantener la
calma, aunque tengan demandas o problemas ridículos.

3) Los plazos: las fechas límites en las que debe entregarse un trabajo puede ser
estresante si estamos trabajando contrarreloj.

4) Los imprevistos: todos los problemas imprevistos que pueden surgir en el trabajo
causan estrés.

El estudio: estudiar también puede ser una fuente de estrés.

1) Los exámenes: suelen generar miedo y estrés.

2) La tarea: es otra fuente de estrés.

3) Atrasarse: no estar a la misma velocidad que el resto. Puede ser estresante porque
sientes que todos los demás están por delante de ti y tienes mucho trabajo por hacer
para alcanzarlos.

Las relaciones con los demás:

1) La pareja: una relación de intimidad y convivencia genera conflictos y demandas que
puede aumentar el estrés.

2) Relaciones familiares: mucha gente tiene problemas familiares con hermanos,
padres, primos o lo que sea. Todos los conflictos que puede haber en la familia son una
fuente de estrés.

3) Los vínculos: poder establecer vínculos de intimidad emocional es un desafío.
Muchas personas lo encuentran muy difícil y se sienten abrumadas ante las situaciones
sociales con otros.

La situación económica: las presiones económicas son muy angustiantes. Estar
endeudado, o no disponer del suficiente dinero, gastar más de lo que se gana, son
algunas de las situaciones que causan estrés.

Los cambios: en general, los cambios generan estrés porque nos sacan de nuestra zona
de confort. Aún cuando sean cambios deseados y buscados como por ejemplo cambiar
de trabajo, mudarse, etc. son una fuente de estrés.

¿Cómo aliviar el estrés?

1)La organización: Estar organizados es una clave para manejar el estrés. Organizar el
tiempo, las obligaciones, las rutinas, etc., permite gestionar mejor las exigencias.

2) Dormir bien: el buen descanso es fundamental. Es importante mantener hábitos
saludables de sueño y de alimentación, especialmente en los momentos de gran
estrés.

3) Aprovechar la luz del sol: la luz del sol es clave para el buen estado anímico. Te hace
sentir mejor. Te da una mejor actitud. Y esto también significa que ayuda a sentir
menos estrés, especialmente durante el invierno.

4) Hacer ejercicio: Cuando haces ejercicio, tu mente se enfoca completamente en lo
que estás haciendo, en los movimientos físicos que estás haciendo. Y esto ayuda
porque distrae tu mente de todas las tensiones que tienes en tu vida, y solo la enfoca
en esta única cosa.

5) Salir a caminar: pasear, dar una buena caminata disfrutando de la naturaleza y del
mundo que te rodea ayuda a calmar la mente.

Muchas veces perdemos la noción de cuánto estrés tenemos en nuestra vida de todos
los días. Nos acostumbramos a la tensión. Así, vivimos sin darnos cuenta de cuánto
estrés hay en nuestras vidas. Y el estrés puede conducir a muchos otros problemas
más graves y serios.

Poniendo en práctica estas estrategias podremos tener un 2023 más amable, relajado
y con menos estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *