Ser padre nunca es fácil, pero resulta especialmente complicado cuando los hijos llegan a la adolescencia. Éste es el momento cuando los hijos buscan ser más independientes y en este intento suelen presentar conductas de rebeldía.

Los adolescentes en su búsqueda de independencia están expuestos a muchos peligros que los padres deben conocer. Entre los peligros más comunes están: el abuso de drogas o de bebidas alcohólicas, el tráfico de drogas, los incidentes de violencia, la posibilidad de huir de su casa y vincularse con malas compañías, y caer en redes de prostitución o en pandillas que los inicien en la vida delictiva.

Para prevenir estos peligros es necesario que los padres adviertan e informen a sus hijos y que mantengan con ellos un diálogo abierto desde la infancia.

El lazo afectivo entre padres e hijos tiene que ser creado y cuidado desde que el niño es pequeño, y debe estar basado en la confianza, en la comunicación y en el cariño. Este lazo permitirá manejar mejor todos los desafíos que trae la adolescencia.

Huir de casa
Una de las conductas de alto riesgo que pueden tener los adolescentes es huir de su casa. Muchas veces es difícil para los padres distinguir entre el comportamiento normal de un adolescente y un problema grave. No hay una fórmula para determinar si su hijo se huirá de casa. Algunos indicadores son:

Cambio en su comportamiento: Los cambios repentinos en el comportamiento usual de su hijo pueden ser una advertencia. Por ejemplo: no comer o comer demasiado, no dormir bien o dormir mucho, pasar demasiado tiempo solo o pasar mucho tiempo fuera de la casa con sus amigos son algunas conductas que podrían indicar que algo está pasando.

La rebeldía: Si bien la rebeldía es común en la adolescencia hay que observar si el adolescente empieza a tener mal comportamiento en el colegio, notas bajas, llega tarde a clase constantemente, o desobedece las reglas de la casa.

Amenaza de escaparse de casa: Tome estas amenazas seriamente y hable con su hijo.

Ahorra dinero dinero o provisiones: Este comportamiento puede indicar que su hijo está preparándose para escaparse rápidamente.

Si usted sospecha que su hijo planea huir de su casa es recomendable enfrentar la situación inmediatamente. Hable con su hijo. Escúchelo y ayúdelo a hablar de la situación. Si no quiere hablar con usted ofrézcale encontrar a otra persona con quien pueda hablar.

Recomendaciones para padres

Préstele atención. Su hijo sabe cuando usted está escuchando de verdad. Escúchelo atentamente y responda a sus preguntas. Haga que su hijo sienta que puede confiar en usted y contarle lo que le pasa.

Demuestre respeto. El período de la adolescencia es muy difícil para su hijo, y necesita su orientación. Apóyelo durante estos años. Dígale que usted va a responder a cualquier pregunta con respeto y honestidad.

Trate de entender a su hijo. Trate de entender el punto de vista de su hijo. Haga un esfuerzo, los tiempos han cambiado y es necesario que usted pueda entender el mundo en el que su hijo vive y las presiones a las que está sometido.

No le dé de sermones. No le dé discursos pesados. Hable en una manera clara y concisa. Ofrézcale sugerencias constructivas en vez de concentrarse en los defectos.

Hable de los sentimientos. Cuando los padres están dispuestos a ser honestos y hablan de sus sentimientos libremente, los hijos también compartirán sus sentimientos.

Ayúdelo a ser responsable. Enséñele a elegir con responsabilidad. Enséñele que sus decisiones y sus acciones tienen consecuencias. No olvide que se enseña más con el ejemplo que con las palabras.

No sea el que siempre da la respuesta. Enséñele a pensar por sí mismo y a sacar sus propias conclusiones sobre las cosas. Ayúdelo a desarrollar la habilidad de resolver problemas.

Conozca a las amistades de su hijo. Establezca una relación con sus amigos. Hable con los padres de ellos. Esto le ayudará a conocer mejor a su hijo y establecerá una base de comunicación para el futuro.

Manténgase atento a las relaciones que su hijo tiene en las redes sociales. En la actualidad gran parte de la vida de los adolescentes transcurre en las redes sociales. Es necesario que los padres estén al tanto e informen a sus hijos de los riesgos que pueden tener las relaciones virtuales.

Focalice en lo positivo. Seguramente su hijo, como cualquier adolescente, comete muchos errores. Márqueselos, pero sea consistente en notar y apreciar también el comportamiento positivo de su hijo. Trate de recompensar a su hijo cuando actúa en una manera positiva.

Los jóvenes aprenden con el ejemplo. Sea un modelo de comportamiento que le gustaría ver en su hijo. Si quiere que sean honestos y abiertos usted también tiene que ser así.

Sea consistente. Respete las reglas que impone.

Reconozca sus propios errores. Su hijo necesita saber que usted también comete errores pero que usted actúa de una manera responsable para corregirlos.

Haga preguntas. ¿Cómo pasaste el día? ¿Cómo te sientes? ¿Aprendiste algo interesante hoy? ¿Has conocido a alguna persona? Con hacer preguntas y escuchar atentamente, usted puede mantener la comunicación abierta con su hijo y le demostrará a su hijo que usted de veras tiene un interés en su vida.

No importa que su hijo no le conteste o le conteste mal, lo importante es que sienta que usted está interesado en su vida y en lo que le pasa.

Frase de la semana
La adolescencia representa una conmoción emocional interna, una lucha entre el deseo humano eterno a aferrarse al pasado y el igualmente poderoso deseo de seguir adelante con el futuro.
Louise J. Kaplan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *