Prevenir es tomar las medidas necesarias para minimizar el riesgo de que algo no deseado ocurra.  Prevenir es actuar antes. Es hacer todo lo posible para evitar que ciertas situaciones ocurran. 

Durante este mes tenemos la oportunidad comprometernos para prevenir cualquier forma de abuso infantil. Por supuesto el estado, el gobierno, las instituciones educativas y religiosas deben hacer su parte. Pero también nosotros, cada uno, puede aportar su colaboración en esta tarea permanente de prevención. 

En relación con este tema el Gobernador Roy Cooper expresó: “Nuestros niños son preciosos y merecen ser nutridos y protegidos. Es importante que construyamos una base sólida para que puedan aprender, jugar y crecer”.  

Por otro lado, en Carolina del Norte, las leyes en relación con el abuso infantil son claras. 

La página de Prevent Child Abuse explica: 

“La ley de Carolina del Norte requiere que todos los adultos denuncien la sospecha de maltrato infantil. No necesita pruebas de que se haya producido un maltrato; solo necesita una causa razonable para sospechar maltrato. No necesita el permiso de nadie para presentar un informe.”

La página también nos informa que en Carolina del Norte hay 117,268 niños con informes de posible abuso y negligencia desde julio de 2019 hasta junio de 2020, y que 27 niños murieron a manos de un padre o cuidador en Carolina del Norte en 2016. 

Estas son algunas cifras que pueden ayudar a tomar conciencia de la magnitud y la gravedad del problema. Sabemos que detrás de cada número hay un niño o una niña sufriendo maltrato. 

Tipos de abuso infantil

El abuso infantil tiene muchas formas. Desde la violencia física a la emocional, o las distintas formas de abuso sexual y de explotación infantil. Muchos de estos abusos ocurren en el interior de las familias y son cometidos por personas en las que el niño confía. 

Algunos de los tipos de abuso son:

Abuso físico: incluye golpes, sacudidas, empujones, quemaduras o cualquier daño físico a un niño. 

Abuso emocional: Puede presentarse de muchas maneras. Humillar, transmitir al niño que no vale, evitar que el niño tenga interacción social adecuada, atemorizar, amenazar, gritar, insultar, 

Abuso sexual: El abuso sexual consiste en forzar a un niño a participar en actividades sexuales de cualquier tipo. Las actividades pueden implicar el contacto físico, con o sin penetración, actividades no presenciales, a través de internet, o la participación de un niño en mirar situaciones sexuales.

Negligencia o abandono: Incapacidad persistente para satisfacer las necesidades físicas y / o psicológicas básicas de un niño. Proporcionar una mala alimentación, no responder a las necesidades emocionales o físicas, poner en peligro la seguridad del menor, no garantizar la educación y no cumplir con una buena higiene ni proporcionar hogar ni ropa limpia, etc.

Señales de abuso infantil

Los niños que son víctimas de abuso infantil a menudo experimentan síntomas de estrés como reacción a los abusos. Algunas de estas señales son: 

  • Tendencia a evitar al abusador.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Problemas de conducta.
  • Trastornos del sueño. 
  • Problemas emocionales: irritabilidad, ira, llanto, ansiedad, pánico.
  • Enuresis. 
  • Síntomas físicos como dolores de cabeza y de estómago
  • Regresión. 
  • Problemas para expresar sus sentimientos.
  • Tener conductas de riesgo o excesiva preocupación por su propia seguridad.
  • Aislarse.
  • Pérdida repentina de peso o aumento.
  • Pesadillas.

Datos de Prevent Child Abuse sobre el abuso sexual infantil: 

  • Cada nueve minutos, los servicios de protección infantil corroboran evidencia de un reclamo de abuso sexual infantil.
  • Más de 65,000 niños son abusados en los Estados Unidos cada año.
  • Aproximadamente una de cada cuatro mujeres adultas y uno de cada trece hombres fueron abusados sexualmente cuando eran niños.

Experimentar abuso sexual infantil que puede tener muchos impactos a largo plazo en la salud física y mental de una persona. 

Incluido:

  • Embarazos no planificados
  • Condiciones de salud crónicas como la obesidad o el cáncer
  • Depresión y trastorno de estrés postraumático
  • Abuso
  • Mayor riesgo de suicidio

¿Qué puede hacer para prevenir el abuso sexual infantil?

Prevent Child Abuse da estas indicaciones:

  • Involúcrese en los esfuerzos de prevención basados en la comunidad.
  • Busque más información sobre cómo prevenir el abuso y mantener a los niños seguros.
  • Proteja a sus propios hijos.
  • Apoyar a las víctimas de abuso infantil.
  • Enseñe a otros sobre la prevención del abuso infantil.
  • Reportar sospechas de abuso infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.