Credit: Departamento de Bomberos de Charlotte

Charlotte, 20 de enero de 2023.- El Departamento de Bomberos de Charlotte hace historia ascendiendo al primer latino a jefe de batallón.

Luego de años de dedicación, estudio y compromiso, Juan Pablo Soto es el primer latino ascendido al rango de jefe de batallón.

Nacido en Guatemala, Soto llegó por primera vez a los EE. UU. con el sueño de seguir los pasos de su padre en una rama de las fuerzas armadas de los EE. UU.

«Me mudé a los Estados Unidos cuando tenía 18 años. Afortunadamente, el inglés me lo enseñaron cuando fui a la escuela en Guatemala, pero poco del vocabulario que aprendí tuvo algo que ver con el servicio de bomberos. No sabía lo que era un hidrante. No sabía lo que era un mazo, nada relacionado con ser bombero».

Ahora, 20 años después de unirse a Charlotte Fire, Soto está siendo distinguido por el jefe de bomberos de Charlotte, Reginald Johnson, con una nueva insignia con las palabras en negrita «Jefe de batallón» grabadas en ella.

Luego de años de dedicación, estudio y compromiso, Juan Pablo Soto es el primer latino ascendido al rango de jefe de batallón.

Actualmente, menos del 1% de los bomberos de Charlotte son hispanos. Desde 2010, el estado de Carolina del Norte ha visto un aumento del 40% en la población hispana, según el Censo de 2020. Más específicamente, en el condado de Mecklenburg, la población hispana representó uno de los mayores crecimientos de cualquier otra población étnica en los últimos 10 años. En Charlotte, los latinos representan el 14% de la población.

«Nuestro objetivo es traer más diversidad e inclusión al departamento, así como a aquellos que viven en esta comunidad», dijo Johnson, Jefe de Bomberos de Charlotte. «Continuamos creando un entorno inclusivo para nuestros empleados porque cada cultura trae consigo perspectivas únicas y valiosas».

«Cuando puedo ir a una escena y puedo comunicarme con alguien que no habla inglés, puedes ver una sensación de alivio en su rostro», dijo Soto. «Podría ser uno de los peores días de su vida, por lo que poder disminuir la carga de una barrera del idioma es un gran consuelo».

«Me siento orgulloso. Más que nada, creo que mis hijos pueden ver esto y eventualmente entender qué punto de inflexión es para que un bombero latino se convierta en jefe. Es difícil de expresar con palabras, pero hay un sentido de orgullo por mis hijos, por mi familia, por mi gente, por mis amigos y aquellos que todavía están en Guatemala que ahora verán esto como una posibilidad».

Departamento de Bomberos de Charlotte